/ jueves 26 de noviembre de 2020

66 ANIVERSARIO EN 2020

El periódico El Sol de Irapuato cumplió 66 años informando, ha sido testigo, vocero y cronista de los acontecimientos más importantes de la capital mundial de las fresas y de la región. Inició actividades en el inmueble marcado con el número 22 de la calle Allende, en el centro de la ciudad.

El abogado Alejandro Herrera Sánchez, mismo que conocí como alumno en la Escuela Secundaria Técnica número 5, es el director a nivel estatal. El fundador y primer director de este importante medio de comunicación fue el licenciado Alfonso Chico Patiño, le sucedieron en el cargo: doctor Vicente López Díaz, Ingeniero Sebastián Martínez Castro, Licenciado Eugenio Albo Moreno, Luis Alfonso Méndez Lara, cuyo puesto fue subdirector encargado de 1997 al 2003, y de esa fecha hasta ahora el licenciado Alejandro Herrera Sánchez.

Cada uno de ellos imprimió su sello personal en el periódico y supieron sortear todos los problemas que entraña la dirección de un periódico por lo que todos merecen nuestro reconocimiento. Quiero aprovechar este aniversario, para hacer pública mi gratitud a Don Alfonso Méndez Lara por darme la oportunidad de publicar una columna semanal en El Sol de Irapuato.

Además de los directivos ya mencionados, hay muchos trabajadores que prestaron sus servicios para que El Sol de Irapuato alcanzará ser, lo que es hoy, un periódico que la gente prefiere por su compromiso de informar bien y la oportunidad con que presenta sus notas.

Algunos de los pioneros son: Hortensia Moreno Olivares, Estelita García, Francisco Mendiola Campos, Profesor Andrés Mora Ramos, Leopoldo Belmonte, Ramón Díaz de León Vela, Mario Lona, Ignacio Macías, José Luis Chávez Hernández, hoy flamante cronista municipal, Tigrio, Marcolino y Apolinar Witrago de la Lama, Gonzalo Varga Vela, Antonio Cisneros Olmos, Yolanda Téllez Martínez, licenciado Jesús Chico Herrera, J. Carmen García, Benjamín Landeros, Juanita de Martínez, Salvador Sánchez y muchos más, a quienes les ofrezco disculpas por no agregarlos por razones de espacio.

Una tarde fría de invierno de 1968, fui citado por Guillermo Soto Fierro, mi director en la Escuela Secundaria Técnica número 5, cuando acudí a su oficina, ahí estaba don Leopoldo Belmonte Jaramillo, quien según dijo, deseaba conocerme, pues había leído algunos textos míos sobre política, y me felicitó.

Para mí, fue una enorme satisfacción pues don Leopoldo era un periodista con mucho prestigio. Salí de mi cita, con el aire tibio acariciando mi rostro y aspirando el perfume de las flores, como si fuera primavera. Con esta entrega me permito felicitar a mis compañeros maestros, que colaboraron lustros en el Sol de Irapuato cubriendo deportes y educación física: Andrés Mora Ramos, Félix Guerra Aguirre, David Cruces, Esteban Almanza y Jesús Vaca Gaona.

Mi emocionado recuerdo a don Mario Vázquez Raña, de cuyas manos recibí un reconocimiento en 2004, mis respetos a su esposa, doña Paquita Ramos de Vázquez, presidenta y directora general de la OEM y al vicepresidente ejecutivo, el licenciado Francisco Torres Vázquez. Termino con las palabras certeras de nuestro director, el licenciado Alejandro Herrera Sánchez: “…actualizar el pasado es semilla fecunda para fincar el futuro”.



El periódico El Sol de Irapuato cumplió 66 años informando, ha sido testigo, vocero y cronista de los acontecimientos más importantes de la capital mundial de las fresas y de la región. Inició actividades en el inmueble marcado con el número 22 de la calle Allende, en el centro de la ciudad.

El abogado Alejandro Herrera Sánchez, mismo que conocí como alumno en la Escuela Secundaria Técnica número 5, es el director a nivel estatal. El fundador y primer director de este importante medio de comunicación fue el licenciado Alfonso Chico Patiño, le sucedieron en el cargo: doctor Vicente López Díaz, Ingeniero Sebastián Martínez Castro, Licenciado Eugenio Albo Moreno, Luis Alfonso Méndez Lara, cuyo puesto fue subdirector encargado de 1997 al 2003, y de esa fecha hasta ahora el licenciado Alejandro Herrera Sánchez.

Cada uno de ellos imprimió su sello personal en el periódico y supieron sortear todos los problemas que entraña la dirección de un periódico por lo que todos merecen nuestro reconocimiento. Quiero aprovechar este aniversario, para hacer pública mi gratitud a Don Alfonso Méndez Lara por darme la oportunidad de publicar una columna semanal en El Sol de Irapuato.

Además de los directivos ya mencionados, hay muchos trabajadores que prestaron sus servicios para que El Sol de Irapuato alcanzará ser, lo que es hoy, un periódico que la gente prefiere por su compromiso de informar bien y la oportunidad con que presenta sus notas.

Algunos de los pioneros son: Hortensia Moreno Olivares, Estelita García, Francisco Mendiola Campos, Profesor Andrés Mora Ramos, Leopoldo Belmonte, Ramón Díaz de León Vela, Mario Lona, Ignacio Macías, José Luis Chávez Hernández, hoy flamante cronista municipal, Tigrio, Marcolino y Apolinar Witrago de la Lama, Gonzalo Varga Vela, Antonio Cisneros Olmos, Yolanda Téllez Martínez, licenciado Jesús Chico Herrera, J. Carmen García, Benjamín Landeros, Juanita de Martínez, Salvador Sánchez y muchos más, a quienes les ofrezco disculpas por no agregarlos por razones de espacio.

Una tarde fría de invierno de 1968, fui citado por Guillermo Soto Fierro, mi director en la Escuela Secundaria Técnica número 5, cuando acudí a su oficina, ahí estaba don Leopoldo Belmonte Jaramillo, quien según dijo, deseaba conocerme, pues había leído algunos textos míos sobre política, y me felicitó.

Para mí, fue una enorme satisfacción pues don Leopoldo era un periodista con mucho prestigio. Salí de mi cita, con el aire tibio acariciando mi rostro y aspirando el perfume de las flores, como si fuera primavera. Con esta entrega me permito felicitar a mis compañeros maestros, que colaboraron lustros en el Sol de Irapuato cubriendo deportes y educación física: Andrés Mora Ramos, Félix Guerra Aguirre, David Cruces, Esteban Almanza y Jesús Vaca Gaona.

Mi emocionado recuerdo a don Mario Vázquez Raña, de cuyas manos recibí un reconocimiento en 2004, mis respetos a su esposa, doña Paquita Ramos de Vázquez, presidenta y directora general de la OEM y al vicepresidente ejecutivo, el licenciado Francisco Torres Vázquez. Termino con las palabras certeras de nuestro director, el licenciado Alejandro Herrera Sánchez: “…actualizar el pasado es semilla fecunda para fincar el futuro”.



ÚLTIMASCOLUMNAS