/ miércoles 23 de diciembre de 2020

CHINA, POTENCIA INDUSTRIAL DEL MUNDO

“Cuando China despierte, el mundo temblará”. Napoleón Bonaparte.

Lentas y pesadas caen las últimas hojas del almanaque 20-20. ¿Qué nos trajo el año?, una pandemia ocasionada por el virus SARS-Cov-2. Se identificó por primera vez en diciembre 2019 en un mercado mayorista de mariscos en ciudad de Wuhan, República Popular China.

Por hambrunas que han azotado sus tierras a través de la historia y la explosión demográfica, -tiene mil 400 millones de habitantes-, en algunas regiones aseguran comer todo lo que tenga patas, con excepción de las sillas, sin embargo, pueden optar por el Burger King que, sólo en China, sirven en hamburguesas de pollo a la pato Pekín: pollo frito cubierto con una salsa ahumada que imita el sabor del pato original, y que representa una de las piezas de comida rápida más vendida en el país.

También hacen botanas con alacranes, estrellas de mar, erizos, tentáculos de pulpo semovientes, grillos, penes de chivo, víboras despellejadas, caballitos de mar, secos y larvas de gusanos de seda que esperan la freidora y los clientes en la calle. La pandemia ha tenido un efecto socioeconómico disruptivo. Se han suspendido clases presenciales que han afectado a 2,200 millones de estudiantes de todos los niveles.

La población mundial vive estresada, con fuertes restricciones de movilidad lo cual ha conducido a una reducción drástica de la actividad económica y a un aumento paralelo del desempleo. Hay desinformación y teorías conspirativas sobre el virus, así como algunos incidentes de xenofobia y racismo contra ciudadanos chinos y de otros países de Asia, pero por la reducción de viajes y cierre de numerosas empresas ha descendido la contaminación ambiental.

A fines del 2013 China llamó la atención de la comunidad internacional por dos noticias: El amplio programa de reformas acordadas por el Tercer Pleno del XVIII Congreso del Partido Comunista Chino y, por el otro, los resultados del conocido y cada vez más polémico informe llamado Pisa, en el que destacaron los buenos resultados obtenidos por algunas provincias chinas.

Graduarse en una universidad de prestigio en China, dice la periodista Roberta Garza, “asegura un empleo bien pagado y con prestaciones envidiables en el sector público. La escuela va por cuenta del Estado hasta la preparatoria, después, las mejores universidades cuestan cerca de mil dólares al año. Pero hay que lograr una admisión no sólo rigurosa sino blindada a la endémica corrupción que permea al país: en las colonias prósperas anidan, sobre los techos, enjambres de antenas parabólicas que permiten ver la televisión satelital internacional. Es delito conectarse a Facebook.

Cuando preguntamos al guía si es posible comprar la clave de los exámenes la respuesta es un enfático no”. El profesor de la UNAM, Roberto Carlos Hernández López, afirma: “Proliferan las ciudades dormitorios, junto a los grandes complejos industriales que aportan la mayoría de los dispositivos electrónicos que circulan en el mundo”. Esta estrategia los acerca al liderazgo industrial del mundo.


“Cuando China despierte, el mundo temblará”. Napoleón Bonaparte.

Lentas y pesadas caen las últimas hojas del almanaque 20-20. ¿Qué nos trajo el año?, una pandemia ocasionada por el virus SARS-Cov-2. Se identificó por primera vez en diciembre 2019 en un mercado mayorista de mariscos en ciudad de Wuhan, República Popular China.

Por hambrunas que han azotado sus tierras a través de la historia y la explosión demográfica, -tiene mil 400 millones de habitantes-, en algunas regiones aseguran comer todo lo que tenga patas, con excepción de las sillas, sin embargo, pueden optar por el Burger King que, sólo en China, sirven en hamburguesas de pollo a la pato Pekín: pollo frito cubierto con una salsa ahumada que imita el sabor del pato original, y que representa una de las piezas de comida rápida más vendida en el país.

También hacen botanas con alacranes, estrellas de mar, erizos, tentáculos de pulpo semovientes, grillos, penes de chivo, víboras despellejadas, caballitos de mar, secos y larvas de gusanos de seda que esperan la freidora y los clientes en la calle. La pandemia ha tenido un efecto socioeconómico disruptivo. Se han suspendido clases presenciales que han afectado a 2,200 millones de estudiantes de todos los niveles.

La población mundial vive estresada, con fuertes restricciones de movilidad lo cual ha conducido a una reducción drástica de la actividad económica y a un aumento paralelo del desempleo. Hay desinformación y teorías conspirativas sobre el virus, así como algunos incidentes de xenofobia y racismo contra ciudadanos chinos y de otros países de Asia, pero por la reducción de viajes y cierre de numerosas empresas ha descendido la contaminación ambiental.

A fines del 2013 China llamó la atención de la comunidad internacional por dos noticias: El amplio programa de reformas acordadas por el Tercer Pleno del XVIII Congreso del Partido Comunista Chino y, por el otro, los resultados del conocido y cada vez más polémico informe llamado Pisa, en el que destacaron los buenos resultados obtenidos por algunas provincias chinas.

Graduarse en una universidad de prestigio en China, dice la periodista Roberta Garza, “asegura un empleo bien pagado y con prestaciones envidiables en el sector público. La escuela va por cuenta del Estado hasta la preparatoria, después, las mejores universidades cuestan cerca de mil dólares al año. Pero hay que lograr una admisión no sólo rigurosa sino blindada a la endémica corrupción que permea al país: en las colonias prósperas anidan, sobre los techos, enjambres de antenas parabólicas que permiten ver la televisión satelital internacional. Es delito conectarse a Facebook.

Cuando preguntamos al guía si es posible comprar la clave de los exámenes la respuesta es un enfático no”. El profesor de la UNAM, Roberto Carlos Hernández López, afirma: “Proliferan las ciudades dormitorios, junto a los grandes complejos industriales que aportan la mayoría de los dispositivos electrónicos que circulan en el mundo”. Esta estrategia los acerca al liderazgo industrial del mundo.


ÚLTIMASCOLUMNAS