/ sábado 13 de julio de 2019

Coaching ¿Estafa o beneficios reales?

Según la International Coach Federation: "El coaching profesional se fundamenta en una asociación con clientes en un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional." Lo importante aquí es la palabra proceso, ya que es un conjunto de fases sucesivas, no un hecho o evento aislado.

Últimamente en México se ha llenado de coaches patito que juran que con una sesión un sábado por la tarde llena de abrazos, momentos emotivos y frases repetidas a gritos (para mayor impacto) como: Sí puedo, merezco abundancia, entre otras, logran cambios asombrosos en la gente.

Hace no mucho asistí a una plática de Inteligencia Financiera donde después de casi 2 horas de sensibilización sobre: qué haría de mi vida si no tuviera que preocuparme por el dinero y cómo me siento cuando no tengo lo tengo llegó el remate del “coach”: dio la palabra a unos vendedores de productos financieros que ofrecieron invertir nuestro dinero con ellos. Es decir, un show de ventas disfrazado de plática de superación. Desgraciadamente hay muchos así y es fácil caer.

Hay gente que se prepara durante años y está capacitada para dar coaching transformacional y es altamente válido dedicarse a fortalecer a las personas, sin embargo, es importante diferenciar a los expertos de los charlatanes que al final de la plática desean vendernos cremas, pastillas para adelgazar, productos financieros, tiempos compartidos, etc.

Un auténtico coach, apoya y guía a las empresas o individuos para lograr sus objetivos a través de gestionar sus recursos, ya sean humanos, materiales, financieros y/o tecnológicos. Y abarca más que un curso o taller, es un acompañamiento continuo para lograr los objetivos. Es decir, el coach no es necesariamente es un motivador aunque el término se ha popularizado mucho de ese modo.

Finalmente aquí hay algunos tips para identificar a un falso coach son:


  • Ofrece resultados inmediatos.

  • Carece estudios comprobables.

  • Da consejos no soluciones

  • Busca ser la estrella cuando debería ser un guía.

  • Tiene conflictos de intereses

M.A. Mariana Pérez Fernández

mariana.pefer@gmail.com

Según la International Coach Federation: "El coaching profesional se fundamenta en una asociación con clientes en un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que les inspira a maximizar su potencial personal y profesional." Lo importante aquí es la palabra proceso, ya que es un conjunto de fases sucesivas, no un hecho o evento aislado.

Últimamente en México se ha llenado de coaches patito que juran que con una sesión un sábado por la tarde llena de abrazos, momentos emotivos y frases repetidas a gritos (para mayor impacto) como: Sí puedo, merezco abundancia, entre otras, logran cambios asombrosos en la gente.

Hace no mucho asistí a una plática de Inteligencia Financiera donde después de casi 2 horas de sensibilización sobre: qué haría de mi vida si no tuviera que preocuparme por el dinero y cómo me siento cuando no tengo lo tengo llegó el remate del “coach”: dio la palabra a unos vendedores de productos financieros que ofrecieron invertir nuestro dinero con ellos. Es decir, un show de ventas disfrazado de plática de superación. Desgraciadamente hay muchos así y es fácil caer.

Hay gente que se prepara durante años y está capacitada para dar coaching transformacional y es altamente válido dedicarse a fortalecer a las personas, sin embargo, es importante diferenciar a los expertos de los charlatanes que al final de la plática desean vendernos cremas, pastillas para adelgazar, productos financieros, tiempos compartidos, etc.

Un auténtico coach, apoya y guía a las empresas o individuos para lograr sus objetivos a través de gestionar sus recursos, ya sean humanos, materiales, financieros y/o tecnológicos. Y abarca más que un curso o taller, es un acompañamiento continuo para lograr los objetivos. Es decir, el coach no es necesariamente es un motivador aunque el término se ha popularizado mucho de ese modo.

Finalmente aquí hay algunos tips para identificar a un falso coach son:


  • Ofrece resultados inmediatos.

  • Carece estudios comprobables.

  • Da consejos no soluciones

  • Busca ser la estrella cuando debería ser un guía.

  • Tiene conflictos de intereses

M.A. Mariana Pérez Fernández

mariana.pefer@gmail.com