/ miércoles 7 de julio de 2021

V I C I S I T U D E S

INCERTIDUMBRE


Con tanta INCERTIDUMBRE que las propias autoridades han generado, en sus prácticas cotidianas, en relación con el COVID, me di a la tarea de consultar a una Licenciada en Enfermería y Obstetricia, Mónica Villafaña Jacobo, ex alumna mía, compañera de trabajo y amiga, haciéndole la siguiente pregunta: ¿Qué pasa cuando una persona de sesenta años o más, no se quiere vacunar contra el COVID, y tiene contacto con quienes están vacunados? ¿Tiene riesgos las personas que están vacunadas al estar en contacto con ella?

La respuesta de Moni fue la siguiente: “Sí. En realidad, sí existe riesgo, ya que la vacuna principalmente previene las complicaciones por la enfermedad y no tanto el contagio en sí, así que lo recomendable sería que si van a convivir con la persona, se sigan tomando medidas de sana distancia, uso de cubre bocas y desinfección de manos”.

Era una pregunta sencilla, pero que genera dudas, controversia e INCERTIDUMBRE. Están en su derecho de no vacunarse, y es respetable, pero lo que es riesgoso es poner a los demás en un gran dilema de relaciones interpersonales, por no querer convivir plenamente con ellos. Hay quienes han comentado que por desgracia se está dando el problema de la discriminación de los que están vacunados, con los que lo están o viceversa. En mi humilde opinión lo consideraría como un caso pleno de Conciencia Social.

¿Se puede una persona contagiar de COVID si está ya vacunada? La respuesta también es afirmativa, pues ha habido personas que creen que con el hecho de haberse vacunado ya la libraron, y no es así. Hay quienes se han contagiado, porque bajaron totalmente la guardia olvidándose del cubre bocas, de no ponerse gel o guardar su distancia.

Mucho se nos ha dicho que la gente está confundiendo que el estar vacunados, es lo mismo que estar protegidos, y esa apreciación es incorrecta. La vacuna no evita el que nos podamos contagiar, pero sí evita que tengamos la enfermedad con mayores complicaciones, llegar a que nos hospitalicen, o hasta poder morir. Está más que aclarado en el mundo entero que con la vacuna se tienen mayores defensas que evitan que la enfermedad se agrave. También es un hecho que aún estando vacunados podemos ser portadores del virus y contagiar de gravedad a aquellas personas que aún no se vacunan o que no han querido, por la razón que sea, vacunarse.

Tácito, historiador y político romano, dijo en alguna ocasión estando como senador: “LA VERDAD SE ROBUSTECE CON LA INVESTIGACIÓN Y LA DILACIÓN; LA FALSEDAD CON EL APRESURAMIENTO Y LA INCERTIDUMBRE”.

Estimados lectores, no supe contestar a una pregunta que me hicieron sobre la efectividad de la vacuna Cansino, porque también a mi me ha generado controversia. Los niños, adolescentes y jóvenes están por regresar a las aulas en el mes de agosto, y comenzarán a tener contacto con sus maestros, ¿Están los docentes en verdad protegidos con esta vacuna? Muchos docentes han pensado vacunarse nuevamente. ¿Por qué? Bendiciones. Mtro. Armando.

INCERTIDUMBRE


Con tanta INCERTIDUMBRE que las propias autoridades han generado, en sus prácticas cotidianas, en relación con el COVID, me di a la tarea de consultar a una Licenciada en Enfermería y Obstetricia, Mónica Villafaña Jacobo, ex alumna mía, compañera de trabajo y amiga, haciéndole la siguiente pregunta: ¿Qué pasa cuando una persona de sesenta años o más, no se quiere vacunar contra el COVID, y tiene contacto con quienes están vacunados? ¿Tiene riesgos las personas que están vacunadas al estar en contacto con ella?

La respuesta de Moni fue la siguiente: “Sí. En realidad, sí existe riesgo, ya que la vacuna principalmente previene las complicaciones por la enfermedad y no tanto el contagio en sí, así que lo recomendable sería que si van a convivir con la persona, se sigan tomando medidas de sana distancia, uso de cubre bocas y desinfección de manos”.

Era una pregunta sencilla, pero que genera dudas, controversia e INCERTIDUMBRE. Están en su derecho de no vacunarse, y es respetable, pero lo que es riesgoso es poner a los demás en un gran dilema de relaciones interpersonales, por no querer convivir plenamente con ellos. Hay quienes han comentado que por desgracia se está dando el problema de la discriminación de los que están vacunados, con los que lo están o viceversa. En mi humilde opinión lo consideraría como un caso pleno de Conciencia Social.

¿Se puede una persona contagiar de COVID si está ya vacunada? La respuesta también es afirmativa, pues ha habido personas que creen que con el hecho de haberse vacunado ya la libraron, y no es así. Hay quienes se han contagiado, porque bajaron totalmente la guardia olvidándose del cubre bocas, de no ponerse gel o guardar su distancia.

Mucho se nos ha dicho que la gente está confundiendo que el estar vacunados, es lo mismo que estar protegidos, y esa apreciación es incorrecta. La vacuna no evita el que nos podamos contagiar, pero sí evita que tengamos la enfermedad con mayores complicaciones, llegar a que nos hospitalicen, o hasta poder morir. Está más que aclarado en el mundo entero que con la vacuna se tienen mayores defensas que evitan que la enfermedad se agrave. También es un hecho que aún estando vacunados podemos ser portadores del virus y contagiar de gravedad a aquellas personas que aún no se vacunan o que no han querido, por la razón que sea, vacunarse.

Tácito, historiador y político romano, dijo en alguna ocasión estando como senador: “LA VERDAD SE ROBUSTECE CON LA INVESTIGACIÓN Y LA DILACIÓN; LA FALSEDAD CON EL APRESURAMIENTO Y LA INCERTIDUMBRE”.

Estimados lectores, no supe contestar a una pregunta que me hicieron sobre la efectividad de la vacuna Cansino, porque también a mi me ha generado controversia. Los niños, adolescentes y jóvenes están por regresar a las aulas en el mes de agosto, y comenzarán a tener contacto con sus maestros, ¿Están los docentes en verdad protegidos con esta vacuna? Muchos docentes han pensado vacunarse nuevamente. ¿Por qué? Bendiciones. Mtro. Armando.

ÚLTIMASCOLUMNAS