imagotipo

Nuestra interpretación de la vida y el mundo

  • Alejandra Pimentel Sánchez

¿Has considerado alguna vez que la manera en que vemos e interpretamos la vida y el mundo tiene sus efectos más allá de lo que el grueso de la gente considera? Muchos podrán dudar de tal afirmación, sin embargo, esta realidad queda confirmada en sus propias vidas: cada silencio, palabra, emoción, acción y actitud siempre es antecedida por un pensamiento o idea, no existe tal cosa de actuar con la mente en blanco, y el conjunto de nuestra personalidad en todos estos aspectos ejerce su influencia en todo nuestro entorno.

Pensemos en Charles Darwin quien postuló su teoría del origen de la vida en la evolución sin un diseño inteligente o plan determinado por un Creador, el cual ha venido influenciando de manera poderosa a la humanidad siglos después de muerto, y quien a su vez influenciaron en su visión de la vida otros personajes y así sucesivamente. Esta teoría de la evolución ofrece su propia manera de ver e interpretar la vida y el mundo, no sólo en el aspecto biológico, sino en todos los aspectos del desarrollo humano, que incluye: la educación, la política, las artes y el entretenimiento, la economía, todo.

Veamos por ejemplo, Carlos Marx quien es considerado como uno de los principales pensadores que han influenciado la ciencia social moderna, con sus teorías del marxismo, socialismo y comunismo, halló en la teoría de Darwin un brazo fuerte para su visión de la vida y del mundo, ya que el lema del marxismo “el fin justifica los medios” hace mancuerna con el lema de la evolución “la ley del más fuerte.” Para ambas teorías, carecen de valor los principios morales absolutos dados por el Creador del universo al hombre, para ellos sólo existen en la mente de sus seguidores las leyes particulares de cada hombre y su capacidad o fuerza para imponerse a otros. ¿Cuál es el resultado eminente de tal manera de ver e interpretar la vida y el mundo? el exmilitante marxista David Horowitz llegó a esta conclusión en 1986:

El marxismo es una religión, pero es una religión en la cual la promesa no está en el mundo venidero sino en este mundo. Y luego, cuando uno mira y ve lo que hacen los radicales y lo que realmente logran, se ve que en el nombre de un paraíso futuro, ellos crean un infierno en la tierra (1).”

La visión del humanismo secular, no tiene mayores problemas con Darwin y Marx, al contrario, se siente bastante cómoda con la visión de la vida y el mundo que ellos ofrecen, ya que concuerda con ellos en que no hay principios morales absolutos dados por el Creador al hombre, sino que la moral es asunto exclusivo de cada ser humano y cultura. Christopher Columbus Langdell jurista y académico de la facultad de Derecho de Harvard, bajo su visión evolucionista de la vida y el mundo, abandonó el método histórico de las enseñanzas de los principios morales absolutos que trajeron la grandeza a EUA, a favor de un nuevo método para interpretar leyes que guiaban a los estudiantes a que descubrieran la ley a través de una opinión que constantemente va evolucionando por parte de los jueces.

Quienes creen que la visión de la vida y el mundo que eligen las personas no afecta las leyes, la economía, la educación, el mundo del entretenimiento, las artes y todo lo que esta relacionado con el desarrollo humano, deben replanteárselo.

Sin lugar a dudas se debe reconocer el gran trabajo que han realizado los que tienen esta visión de la vida de Darwin, Marx y del humanismo secular, porque han logrado tomar control en las escuelas públicas y aún privadas de todos los niveles, donde tienen a su disposición la mente de nuestros niños y jóvenes para ser educados en esta visión de la vida que ellos tienen, para que una vez bien entrenados incursionarán en todas las áreas del desarrollo humano como lo han venido haciendo hasta ahora. Así que ¿Por qué nos debe extrañar que predomine en nuestra sociedad actual la cultura “de la ley del más fuerte”, según la cual no importa pisotear a los demás si con ello se consigue lo que uno quiere?, ¿Por qué asombrarnos del incremento del sinsentido de la vida y la pérdida del valor de la vida humana? si al fin y al cabo en la cultura actual dominada por la visión de Darwin, Marx y del humanismo secular enseña que venimos de la nada y sólo importa el placer temporal.

Se debe reconocer que el cristianismo de cualquier denominación, cuando se institucionaliza perdiendo su verdadera esencia, no ha traído una visión de la vida y el mundo mejor que la de estas teorías, de hecho, la historia revela cómo el cristianismo llega a mezclarse con ellas. Pero la visión bíblica en su pureza es la única que trae un verdadero significado a la vida y del mundo como ninguna otra, pues eleva la vida humana a imagen y semejanza del Creador del Universo, exhortando a ver a los demás como a uno mismo. ¿Qué manera de ver e interpretar la vida y el mundo vas a adoptar y cultivar en tu vida, en tu hogar y en el medio donde te desenvuelves? Eso es una decisión que tú y yo no nos escapamos de tomar todos los días, pero recordemos elegir bien, porque viene con efectos.

Favor de enviar todo comentario a los siguientes sitios sociales, blog: metamorfosiscultural.wordpress.com; facebook, twitter, YouTube: Metamorfosis Cultural ó si deseas comentar más ampliamente puedes hacerlo al correo: metamorfosiscultural2016@gmail.com Gracias.

____________________________________________________

Artículo escrito por: Alejandra Pimentel Sánchez. Licenciada en Ciencias de la Familia.

Referencias:

(1) North, G. (1990). La religión revolucionaria de Marx. Texas:ICE