/ viernes 23 de agosto de 2019

Acabó la espera, Memo Ochoa debutará ante Tigres

Con la felicidad de volverse a poner la camiseta de sus amores, el portero compartió su experiencia

Hace ocho años, un Guillermo Ochoa con ganas de comerse el mundo y triunfar como portero en Europa, llenó sus maletas de ilusiones para irse a la aventura de abrirse paso en el viejo continente con su calidad y sus atajadas.

La experiencia le sirvió para madurar en todos los sentidos y ahora, optó por regresar a México para vivir una segunda etapa con el equipo de sus amores, el que lo formó, que lo vio nacer.

Luego de todo este tiempo en Francia, España y Bélgica, Memo maduró en muchos sentidos. No solamente es un gran portero, también un excelente esposo y padre de familia, por lo que no dudó en compartir la experiencia de ponerse una vez más la camiseta de América a lado de sus seres queridos.

“La verdad que es un momento bonito en esta etapa de mi carrera. Es una etapa que estoy disfrutando mucho desde la Selección y ahora aquí en América. Cuando me fui de acá, me fui sin familia, sin hijos y en teoría joven como portero. Todavía me faltaban cosas por crecer, aprender, mejorar y madurar. Ahora, regreso a México a una etapa que nunca disfruté con mi esposa, hijos y seres queridos; es algo distinto en un momento de mi carrera en el que no me siento con la obligación de demostrar, porque a lo largo de mi trayectoria ya demostré; la gente me conoce, sabe lo que doy en la cancha, lo que me entrego en los entrenamientos, lo que he dado cada vez que me toca representar a mi país y me pongo la camiseta de la Selección. Eso es lo que me hace sentir orgulloso, satisfecho y me hace disfrutar mi día a día”, expresó en una amena plática con ESTO.

Hace una semana, Memo bajó a la cancha del Coloso de Santa Úrsula acompañado de su familia. Antes del calentamiento de sus compañeros, caminó por el césped acompañado del mayor de sus hijos, cosa que tenía la ilusión de transmitirle para que se diera cuenta de lo que las Águilas representan en su vida y lo que el propio Ochoa significa para la gente.

“Fue especial el volver a pisar el estadio Azteca y más con el escudo de América. Me la puse (la camiseta del club) y no sentí nada extraño, nada distinto, nada nuevo. Es como llegar a casa y ponerme una chamarra o mi pijama de toda la vida y me sigue quedando bien. Puede que esté más ajustada, más grande o el diseño haya cambiado. Pasa que llegas a un equipo nuevo y a lo mejor nunca usaste una playera de ese color, pero al ponerme esta camiseta, supe que es lo mío, que de aquí soy, este escudo lo conozco desde chico y también quería compartir ese momento con mi hijo, que supiera lo maravilloso que es este club".

Hace ocho años, un Guillermo Ochoa con ganas de comerse el mundo y triunfar como portero en Europa, llenó sus maletas de ilusiones para irse a la aventura de abrirse paso en el viejo continente con su calidad y sus atajadas.

La experiencia le sirvió para madurar en todos los sentidos y ahora, optó por regresar a México para vivir una segunda etapa con el equipo de sus amores, el que lo formó, que lo vio nacer.

Luego de todo este tiempo en Francia, España y Bélgica, Memo maduró en muchos sentidos. No solamente es un gran portero, también un excelente esposo y padre de familia, por lo que no dudó en compartir la experiencia de ponerse una vez más la camiseta de América a lado de sus seres queridos.

“La verdad que es un momento bonito en esta etapa de mi carrera. Es una etapa que estoy disfrutando mucho desde la Selección y ahora aquí en América. Cuando me fui de acá, me fui sin familia, sin hijos y en teoría joven como portero. Todavía me faltaban cosas por crecer, aprender, mejorar y madurar. Ahora, regreso a México a una etapa que nunca disfruté con mi esposa, hijos y seres queridos; es algo distinto en un momento de mi carrera en el que no me siento con la obligación de demostrar, porque a lo largo de mi trayectoria ya demostré; la gente me conoce, sabe lo que doy en la cancha, lo que me entrego en los entrenamientos, lo que he dado cada vez que me toca representar a mi país y me pongo la camiseta de la Selección. Eso es lo que me hace sentir orgulloso, satisfecho y me hace disfrutar mi día a día”, expresó en una amena plática con ESTO.

Hace una semana, Memo bajó a la cancha del Coloso de Santa Úrsula acompañado de su familia. Antes del calentamiento de sus compañeros, caminó por el césped acompañado del mayor de sus hijos, cosa que tenía la ilusión de transmitirle para que se diera cuenta de lo que las Águilas representan en su vida y lo que el propio Ochoa significa para la gente.

“Fue especial el volver a pisar el estadio Azteca y más con el escudo de América. Me la puse (la camiseta del club) y no sentí nada extraño, nada distinto, nada nuevo. Es como llegar a casa y ponerme una chamarra o mi pijama de toda la vida y me sigue quedando bien. Puede que esté más ajustada, más grande o el diseño haya cambiado. Pasa que llegas a un equipo nuevo y a lo mejor nunca usaste una playera de ese color, pero al ponerme esta camiseta, supe que es lo mío, que de aquí soy, este escudo lo conozco desde chico y también quería compartir ese momento con mi hijo, que supiera lo maravilloso que es este club".

Local

Delincuentes ya no van a comprar a gobiernos: AMLO

El presidente de México dijo que el origen de la delincuencia y la violencia está en la corrupción

Local

Regresará la paz a Guanajuato: Diego Sinhue

El gobernador dijo que el estado mantiene la disposición para establecer estrategias de coordinación para mejorar la seguridad

Local

Alejan a jóvenes de las adicciones

Es la meta de la campaña de Guanajoven

Local

Mipymes reciben apoyo, a pesar de la Federación: Fondos Guanajuato

Cuentan con 900 mdp para apoyar a las mipymes en el sexenio

Policiaca

Ultiman a hombre en San Cristóbal

Supuestamente dos hombres perpetraron el ataque

Policiaca

Se incendia vivienda en la Pradera

Los habitantes de la vivienda alcanzaron a salir de la vivienda

Policiaca

Vinculan a proceso a Juan de Dios por homicidio de jovencitas

Por ser menor de edad, el adolescente recibió internamiento preventivo para garantizar que siga detenido

Local

Se sostiene de la venta de antojitos

Se llama su negocio tostadas "Doña Lucha"