/ viernes 28 de agosto de 2020

Miguel Herrera asegura que en América hay un proyecto

Hoy, el Piojo atraviesa un momento álgido con América luego de las dos derrotas más recientes que experimentaron en el Guardianes 2020

El nombre de Miguel Herrera es el de un personaje habituado a la polémica. Su personalidad, en combinación con el cargo que tiene y los puestos en los que ha estado, han propiciado que se convierta en figura pública que, al igual que el equipo que dirige, no resulta indiferente.

Hoy, el Piojo atraviesa un momento álgido con América luego de las dos derrotas más recientes que experimentaron en el Guardianes 2020. Sin embargo, no rehúye a la presión que esto conlleva, por el contrario, se muestra conocedor de la misma y dispuesto a encararla.

“La de un equipo grande, que sabe lo que se juega cada partido, en cada jornada, la exigencia de un club que está obligado a estar en la parte de arriba de la tabla, a hacer torneos importantes, ganar títulos, esa es la presión de un equipo que conocemos. Sabemos y somos los primeros en decir dónde estamos sentados, a qué equipo dirigimos y la presión que tenemos. No le rehúye uno a eso, al contrario, gustoso de tener un equipo que me dé esa exigencia”, manifestó.

Durante la charla que sostuvo con el podcast de ESTO, Miguel hizo un comparativo de las presiones con las que ha tenido que lidiar tanto en Coapa como con la Selección Mexicana. Sin duda, considera a esos dos banquillos como los más calientes del balompié nacional, aunque pone un peldaño arriba al del Tricolor, aunque con poco margen de diferencia.

“La Selección es un equipo al que todos le van y cuando las cosas no van bien, todos están molestos, enojados, a la espera de que se den los resultados. América tiene mucha gente en contra, no tiene medias tintas, no conozco a nadie que sea su segundo equipo, siempre es el primero o al que odian, hay mucha gente que espera que le vaya mal y cuando no te va bien, tus seguidores están molestos y tienes casi todo en contra. Yo creo que es más presión la Selección, pero tampoco es tanta la diferencia de dirigir a la Selección Mexicana y a América. Son dos equipos que tienen una forma de presión bastante amplia y a mí me gusta que los equipos me exijan y me presionen, porque creo que tengo la capacidad para sacar adelante las cosas y trabajo para hacerlo bien”, explicó.

“No soy el mejor técnico cuando saco resultados o gano títulos, ni soy el peor cuando pierdo. Soy un técnico con un equipo que se dedica a trabajar. Ponemos nuestras ideas y que los muchachos las desarrollen lo mejor posible, para tratar de darles las mejores armas y con eso conseguir los resultados que te exigen en donde estés. Seguiremos trabajando de la misma forma, hoy más que nunca para revertir los resultados que se dan y que el equipo siga para adelante”, detalló, al tiempo de agregar que a nivel Liga, ninguna dirección técnica se asemeja a la del Nido de Coapa.

“En América, los detractores siempre esperan que pierdas para hacer más grande la derrota y si ganas, la critican de alguna forma; los seguidores estarán contentos y cuando pierdes, pues no, es normal. Es el equipo de la Liga con más presión. Las dos veces que he llegado fue porque el equipo hizo muy pocos puntos y fue todo mal. América no perdona un torneo malo, hay cambios estructurales, no es como en otros equipos que no califican y no pasa nada. Hoy son dos resultados malos y han inventado llamadas de atención, que el vestidor está roto y no pasa por nada de eso. Son dos malos resultados con muchos errores nuestros que debo corregir, porque soy la cabeza.

Hemos sufrido expulsiones que no tenemos que regalar, porque con un hombre menos somos presas de los rivales. Hay que cambiar la vista a la derrota, convertirla en triunfo, mejorar con orden y solidez. No hay pretextos, solamente trabajo”, explicó.

QUE NO INVENTEN

Dentro de la presión y lo que representa ser el técnico de las Águilas, Herrera ha sabido convivir con las críticas. Algunas las acepta, pero otras las califica de inventos.

“Lo tomo de quien viene. Soy una persona muy criticable y lo acepto, porque critican mi trabajo, pero cuando leo eso me da risa, porque no es cierto. Hay muchas que sacan, son verdad, investigan bien y lo sacan, pero hay otras que inventan, dicen y si la directiva quisiera cambios, lo hace, no hay vuelta de hoja. Así es el trabajo, no se muere uno por perder el trabajo de un equipo, por supuesto que estoy encantado de estar en América, quiero estar mucho tiempo acá y voy a trabajar muy fuerte para sacar esto adelante con los muchachos,”, manifestó.

El nombre de Miguel Herrera es el de un personaje habituado a la polémica. Su personalidad, en combinación con el cargo que tiene y los puestos en los que ha estado, han propiciado que se convierta en figura pública que, al igual que el equipo que dirige, no resulta indiferente.

Hoy, el Piojo atraviesa un momento álgido con América luego de las dos derrotas más recientes que experimentaron en el Guardianes 2020. Sin embargo, no rehúye a la presión que esto conlleva, por el contrario, se muestra conocedor de la misma y dispuesto a encararla.

“La de un equipo grande, que sabe lo que se juega cada partido, en cada jornada, la exigencia de un club que está obligado a estar en la parte de arriba de la tabla, a hacer torneos importantes, ganar títulos, esa es la presión de un equipo que conocemos. Sabemos y somos los primeros en decir dónde estamos sentados, a qué equipo dirigimos y la presión que tenemos. No le rehúye uno a eso, al contrario, gustoso de tener un equipo que me dé esa exigencia”, manifestó.

Durante la charla que sostuvo con el podcast de ESTO, Miguel hizo un comparativo de las presiones con las que ha tenido que lidiar tanto en Coapa como con la Selección Mexicana. Sin duda, considera a esos dos banquillos como los más calientes del balompié nacional, aunque pone un peldaño arriba al del Tricolor, aunque con poco margen de diferencia.

“La Selección es un equipo al que todos le van y cuando las cosas no van bien, todos están molestos, enojados, a la espera de que se den los resultados. América tiene mucha gente en contra, no tiene medias tintas, no conozco a nadie que sea su segundo equipo, siempre es el primero o al que odian, hay mucha gente que espera que le vaya mal y cuando no te va bien, tus seguidores están molestos y tienes casi todo en contra. Yo creo que es más presión la Selección, pero tampoco es tanta la diferencia de dirigir a la Selección Mexicana y a América. Son dos equipos que tienen una forma de presión bastante amplia y a mí me gusta que los equipos me exijan y me presionen, porque creo que tengo la capacidad para sacar adelante las cosas y trabajo para hacerlo bien”, explicó.

“No soy el mejor técnico cuando saco resultados o gano títulos, ni soy el peor cuando pierdo. Soy un técnico con un equipo que se dedica a trabajar. Ponemos nuestras ideas y que los muchachos las desarrollen lo mejor posible, para tratar de darles las mejores armas y con eso conseguir los resultados que te exigen en donde estés. Seguiremos trabajando de la misma forma, hoy más que nunca para revertir los resultados que se dan y que el equipo siga para adelante”, detalló, al tiempo de agregar que a nivel Liga, ninguna dirección técnica se asemeja a la del Nido de Coapa.

“En América, los detractores siempre esperan que pierdas para hacer más grande la derrota y si ganas, la critican de alguna forma; los seguidores estarán contentos y cuando pierdes, pues no, es normal. Es el equipo de la Liga con más presión. Las dos veces que he llegado fue porque el equipo hizo muy pocos puntos y fue todo mal. América no perdona un torneo malo, hay cambios estructurales, no es como en otros equipos que no califican y no pasa nada. Hoy son dos resultados malos y han inventado llamadas de atención, que el vestidor está roto y no pasa por nada de eso. Son dos malos resultados con muchos errores nuestros que debo corregir, porque soy la cabeza.

Hemos sufrido expulsiones que no tenemos que regalar, porque con un hombre menos somos presas de los rivales. Hay que cambiar la vista a la derrota, convertirla en triunfo, mejorar con orden y solidez. No hay pretextos, solamente trabajo”, explicó.

QUE NO INVENTEN

Dentro de la presión y lo que representa ser el técnico de las Águilas, Herrera ha sabido convivir con las críticas. Algunas las acepta, pero otras las califica de inventos.

“Lo tomo de quien viene. Soy una persona muy criticable y lo acepto, porque critican mi trabajo, pero cuando leo eso me da risa, porque no es cierto. Hay muchas que sacan, son verdad, investigan bien y lo sacan, pero hay otras que inventan, dicen y si la directiva quisiera cambios, lo hace, no hay vuelta de hoja. Así es el trabajo, no se muere uno por perder el trabajo de un equipo, por supuesto que estoy encantado de estar en América, quiero estar mucho tiempo acá y voy a trabajar muy fuerte para sacar esto adelante con los muchachos,”, manifestó.

Cultura

Sigue minuto a minuto lo más relevante del FIC 2021

Se llevará a cabo en una logística híbrida, con una reducción de aforos al 30 por ciento y del 24 en la Alhóndiga de Granaditas

Local

Ataca plaga asiática a cultivos de la fresa

Es una plaga desconocida que llegó de Estados Unidos y no hay manera de combatirla, dice Samuel Aguilera Vargas

Gossip

“Algo debe de tener una canción si trasciende 40 años”: vocalista de Matute

Tras aplazar su gira por el cierre de actividades, Matute alista su concierto del 4 de noviembre en la Arena Ciudad de México

Gossip

Angelique Boyer descansará de la TV tras “Vencer el pasado”

Angelique Boyer interpreta a Renata, una profesionista que enfrenta la dificultad de recibir un trasplante

Gossip

Los Aguilar se reencuentran con su público

Su Jaripeo sin fronteras volvió a presentarse en la Arena Ciudad de México a dos años de su última fecha

Gossip

Ellos son los creadores del misterio en el show “¿Quién es la máscara?”

Cuatro vestuaristas trabajan con los productores en la creación de los personajes de ¿Quién es la máscara?, cuyo diseño implica imaginación y horas de trabajo

Gossip

En su décima semana, MasterChef Celebrity México despide a Laura Flores

Laura Flores su principal error, la cocción de su pastel en el reto de eliminación