/ miércoles 16 de mayo de 2018

Paulina Armería, ni las lesiones detienen su anhelo de seguir trascendiendo en el taekwondo.

Paulina Armería sigue recuperándose satisfactoriamente de una lesión para formar parte de la delegación que representará al país en los Juegos Centroamericanos.

Ni las lesiones detienen su anhelo de seguir trascendiendo en el taekwondo.

Por lo que Paulina Armería sigue recuperándose satisfactoriamente de una lesión para formar parte de la delegación que representará al país en los Juegos Centroamericanos.

Armería Vecchi sufrió una fractura en la mano derecha y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. Después de unos meses, a la deportista se le quitó el yeso y sigue entrenando al máximo para recuperar su nivel.

“Estoy haciendo sesiones de fisioterapia para recuperarme más rápidamente. No tengo mucha movilidad en la mano pero poco a poco la estoy fortaleciendo. Todavía me duele, pero no he parado de trabajar con los estrategas”.

De la categoría de -57 kilogramos, destacó que pronto estará mucho mejor.

“Fue una fractura del quinto metacarpiano que tuve en una pelea. Desafortunadamente no se detectó a tiempo y se convirtió en una fractura desplazada. Me hicieron cirugía en la que me colocaron un injerto de mi propio hueso y un clavo. Así que la recuperación tardó un poco, pero ya estoy en la fase final de la misma”.

Mencionó que serán sus primeros Juegos, los de Barranquilla.

“Así que es una ilusión muy grande porque es la primera vez que estaré en este evento, del cual me han contado maravillas. No pude clasificar a los anteriores, entonces estoy muy emocionada porque dicen que es un ambiente muy agradable durante las competencias”. También en este año tienen el Panamericano de la especialidad, que se llevará a cabo en Washington, Estados Unidos, pero tal vez no asista a ese encuentro.

“Es una semana antes de la justa regional, pero a lo mejor no vamos. Habrá evaluaciones y verán quienes están aptos para competir porque otras compañeras también andan con lesiones. En lo personal prefiero los Centroamericanos. Mi mente está en Barranquilla, aunque mi mano es primero y estoy enfocada en la recuperación”.

Asimismo, platicó tiene confianza en lo que viene y más.

“Regresé motivada de Mérida. Fue una excelente oportunidad de convivir con los demás deportistas que no conocía. Nos dieron pláticas y la verdad que me sirvió de mucho”.

Ahora Paulina valora más todo lo que ha vivido en el deporte.

“Nunca me había pasado algo tan fuerte. Cuando sucede, valoras más lo que haces. A veces todo es rutinario y se te olvida lo que te ha costado llegar hasta donde estás.Nunca me habían operado, pero espero que sea de buena suerte”.

Ni las lesiones detienen su anhelo de seguir trascendiendo en el taekwondo.

Por lo que Paulina Armería sigue recuperándose satisfactoriamente de una lesión para formar parte de la delegación que representará al país en los Juegos Centroamericanos.

Armería Vecchi sufrió una fractura en la mano derecha y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. Después de unos meses, a la deportista se le quitó el yeso y sigue entrenando al máximo para recuperar su nivel.

“Estoy haciendo sesiones de fisioterapia para recuperarme más rápidamente. No tengo mucha movilidad en la mano pero poco a poco la estoy fortaleciendo. Todavía me duele, pero no he parado de trabajar con los estrategas”.

De la categoría de -57 kilogramos, destacó que pronto estará mucho mejor.

“Fue una fractura del quinto metacarpiano que tuve en una pelea. Desafortunadamente no se detectó a tiempo y se convirtió en una fractura desplazada. Me hicieron cirugía en la que me colocaron un injerto de mi propio hueso y un clavo. Así que la recuperación tardó un poco, pero ya estoy en la fase final de la misma”.

Mencionó que serán sus primeros Juegos, los de Barranquilla.

“Así que es una ilusión muy grande porque es la primera vez que estaré en este evento, del cual me han contado maravillas. No pude clasificar a los anteriores, entonces estoy muy emocionada porque dicen que es un ambiente muy agradable durante las competencias”. También en este año tienen el Panamericano de la especialidad, que se llevará a cabo en Washington, Estados Unidos, pero tal vez no asista a ese encuentro.

“Es una semana antes de la justa regional, pero a lo mejor no vamos. Habrá evaluaciones y verán quienes están aptos para competir porque otras compañeras también andan con lesiones. En lo personal prefiero los Centroamericanos. Mi mente está en Barranquilla, aunque mi mano es primero y estoy enfocada en la recuperación”.

Asimismo, platicó tiene confianza en lo que viene y más.

“Regresé motivada de Mérida. Fue una excelente oportunidad de convivir con los demás deportistas que no conocía. Nos dieron pláticas y la verdad que me sirvió de mucho”.

Ahora Paulina valora más todo lo que ha vivido en el deporte.

“Nunca me había pasado algo tan fuerte. Cuando sucede, valoras más lo que haces. A veces todo es rutinario y se te olvida lo que te ha costado llegar hasta donde estás.Nunca me habían operado, pero espero que sea de buena suerte”.

Local

Realiza Cinvestav su XXV Semana de Ciencia y Tecnología

Gracias a la divulgación y promoción motivan el interés y curiosidad en los niños y niñas por los temas científicos y de innovación

Círculos

Pronto nacerá Loreto

Para el desarrollo del espléndido baby shower se eligió la Palapa del Club Campestre

Local

Papá Changó se apoderó del escenario del FIC

La explanada de la Alhóndiga de Granaditas lucio visiblemente abarrotada

Policiaca

Prenden fuego a patrulla de las FSPE

De forma extraoficial se tuvo conocimiento que la detención de las seis personas

Local

Se presentó el segundo volúmen de “Historia del arte escénico a través de los siglos, épocas y edades” durante el FIC

Donde convergieron ideas, pensamientos y recuerdos de quienes participaron en la elaboración de este libro y de quienes conocieron al Mtro. Enrique Ruelas.

Local

Preparan tercer festival de la Catrina

El desfile se realizará el 1 de este último mes en mención.

Local

Darán nuevo formato a Copa Comunidades

Se contempla la creación de un torneo de cachibol donde participen los padres de familia de las comunidades