/ domingo 7 de abril de 2019

Llaman obispos a no perder la esperanza ante injusticia y violencia

El Obispo de la Diócesis de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, emitió un pronunciamiento realizado por los obispos del Bajío, donde señalaba que para que haya una verdadera transformación.

Los obispos del Bajío mexicano exhortaron a la feligresía a no dejarse robar la esperanza ante los hechos violentos que han ocurrido en esta zona y que ha dejado como saldo decenas de víctimas e homicidio, entre ellos personas inocentes y hasta niñas y niños.

El Obispo de la Diócesis de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, emitió un pronunciamiento realizado por los obispos del Bajío, donde señalaba que para que haya una verdadera transformación para los pueblos se necesita un cambio de mentalidad y una auténtica conversión pastoral.

Ya no debemos caminar solos, como seres que viven simplemente uno junto al tro. Urge que nos reconozcamos como parte de una sola familia que colabora con verdadera comunión, con una sola alma y corazón, que se abre generosamente al que sufre, que está presente con el que llora y se lamenta, pues las injusticias de nuestro país no se pueden resolver sin la participación de todos

“Les exhortamos a no dejarse robar la esperanza porque vemos injusticias, maldades, indiferencias y crueldad que no ceden espacio geográfico de nuestra provincia Bajío y en todo el territorio nacional.

“Estos hechos oscurecen el presente y hacen cada vez más incierto el futuro, pero el futuro que vendrá no podrá alcanzarse si abandonamos la fe en el Hijo de Dios, que continúa siendo la luz del mundo, hoy y siempre”, fue el exhorto lanzado por los obispos del Bajío y replicado por monseñor Enrique Díaz.

El Obispo de Irapuato dijo que para que haya una verdadera transformación se requiere un cambio de mentalidad, pero trabajo conjunto de la ciudadanía para cambiar el estado de cosas.

Los obispos del Bajío alzaron la voz para decir que el verdadero cambio vendrá cuando se privilegie el desarrollo del humano sobre el poseer dinero. / Foto: Oscar Reyes / El Sol de Irapuato

“No habrá una verdadera transformación para nuestros pueblos sin un profundo cambio de mentalidad y una auténtica conversión pastoral.

“Ya no debemos caminar solos, como seres que viven simplemente uno junto al tro. Urge que nos reconozcamos como parte de una sola familia que colabora con verdadera comunión, con una sola alma y corazón, que se abre generosamente al que sufre, que está presente con el que llora y se lamenta, pues las injusticias de nuestro país no se pueden resolver sin la participación de todos”, dijo el obispo irapuatense.

Enrique Díaz Díaz señaló que debe erradicarse también esa idea de que el desarrollo y la felicidad sea sólo el traer dinero, pues eso ha generado gran parte de los problemas sociales, el tenerle un aprecio más al dinero que al de la vida humana.

“Si queremos un cambio que beneficie a todos, si todavía en nuestras mentes y corazones está vivo el deseo del progreso o desarrollo de nuestros pueblos, de la provincia y de todo el país, no debemos olvidar que el verdadero desarrollo no se traduce a traer suficiente dinero en el bolsillo, sino que el verdadero desarrollo deber de ser integral, es decir, promover a todos los hombre y a todo el hombre.

“Necesitamos humanizar las obras de nuestras manos para que no terminen devorándonos”.

Los obispos del Bajío mexicano exhortaron a la feligresía a no dejarse robar la esperanza ante los hechos violentos que han ocurrido en esta zona y que ha dejado como saldo decenas de víctimas e homicidio, entre ellos personas inocentes y hasta niñas y niños.

El Obispo de la Diócesis de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, emitió un pronunciamiento realizado por los obispos del Bajío, donde señalaba que para que haya una verdadera transformación para los pueblos se necesita un cambio de mentalidad y una auténtica conversión pastoral.

Ya no debemos caminar solos, como seres que viven simplemente uno junto al tro. Urge que nos reconozcamos como parte de una sola familia que colabora con verdadera comunión, con una sola alma y corazón, que se abre generosamente al que sufre, que está presente con el que llora y se lamenta, pues las injusticias de nuestro país no se pueden resolver sin la participación de todos

“Les exhortamos a no dejarse robar la esperanza porque vemos injusticias, maldades, indiferencias y crueldad que no ceden espacio geográfico de nuestra provincia Bajío y en todo el territorio nacional.

“Estos hechos oscurecen el presente y hacen cada vez más incierto el futuro, pero el futuro que vendrá no podrá alcanzarse si abandonamos la fe en el Hijo de Dios, que continúa siendo la luz del mundo, hoy y siempre”, fue el exhorto lanzado por los obispos del Bajío y replicado por monseñor Enrique Díaz.

El Obispo de Irapuato dijo que para que haya una verdadera transformación se requiere un cambio de mentalidad, pero trabajo conjunto de la ciudadanía para cambiar el estado de cosas.

Los obispos del Bajío alzaron la voz para decir que el verdadero cambio vendrá cuando se privilegie el desarrollo del humano sobre el poseer dinero. / Foto: Oscar Reyes / El Sol de Irapuato

“No habrá una verdadera transformación para nuestros pueblos sin un profundo cambio de mentalidad y una auténtica conversión pastoral.

“Ya no debemos caminar solos, como seres que viven simplemente uno junto al tro. Urge que nos reconozcamos como parte de una sola familia que colabora con verdadera comunión, con una sola alma y corazón, que se abre generosamente al que sufre, que está presente con el que llora y se lamenta, pues las injusticias de nuestro país no se pueden resolver sin la participación de todos”, dijo el obispo irapuatense.

Enrique Díaz Díaz señaló que debe erradicarse también esa idea de que el desarrollo y la felicidad sea sólo el traer dinero, pues eso ha generado gran parte de los problemas sociales, el tenerle un aprecio más al dinero que al de la vida humana.

“Si queremos un cambio que beneficie a todos, si todavía en nuestras mentes y corazones está vivo el deseo del progreso o desarrollo de nuestros pueblos, de la provincia y de todo el país, no debemos olvidar que el verdadero desarrollo no se traduce a traer suficiente dinero en el bolsillo, sino que el verdadero desarrollo deber de ser integral, es decir, promover a todos los hombre y a todo el hombre.

“Necesitamos humanizar las obras de nuestras manos para que no terminen devorándonos”.

Círculos

Unen sus vidas Jorge y Marina

La ceremonia sacramental se realizó en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.

Mundo

Kim Jong-un viaja de regreso a Pyonyang tras cumbre con Putin

El dirigente norcoreano salió en su tren blindado de la estación ferroviaria de Vladivostok

Mundo

Un muerto y daños deja el ciclón Kenneth al norte de Mozambique

Dicho ciclón llega un mes después del devastador paso de Idai que dejó más de mil muertos en el sur de África

Círculos

Manuel Velasco y Anahí, invitados especiales de la cuarta edición del Longines Global Champions Tour

El circuito de saltos Longines debutó en la Ciudad de México en 2016 y desde entonces, cada edición recibe a miles de visitantes

Círculos

Sonia Falcone se une a la preservación del planeta a través del reciclaje

La artista boliviana, se une a la preservación del planeta con la iniciativa del arte sostenible

Círculos

Fuente de Xochipili, sede de la séptima Le dîner en blanc

La fuente fue el lugar secreto que sorprendió a más de 4 mil asistentes a uno de los eventos más esperados del año 

Círculos

Premian lo mejor de la Temporada Grande 

Con un exclusivo coctel, se realizó la octava entrega de los Premios Minotauro