imagotipo

Osezno, a la vida silvestre

  • El Sol de Irapuato
  • en Local

Oscar Reyes Rodríguez

Irapuato, Gto.- El cachorro de oso negro que fue encontrado deambulando en Salamanca podría ser llevado al Parque Nacional Cumbres, ubicado en Monterrey, Nuevo León, para que se integre a la vida silvestre.

El Parque Nacional Cumbres es el sitio que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) tiene destinado para hacer la liberación de osos negros cuando son recuperados por esta dependencia federal, por lo que se analiza llevar al osezno a esa zona, dado que apenas tiene tres meses de edad y podría adaptarse fácilmente en ese hábitat.

De acuerdo con la Profepa, el osezno estará bajo vigilancia veterinaria y con una alimentación especial, ya que fue encontrado con un grado regular de desnutrición.

El osezno está bajo resguardo del Zoológico de Irapuato, donde veterinarios de este lugar están llevando a cabo los cuidados ordenados por la Profepa.

Será alrededor de un mes lo que el cachorro de oso negro estaría bajo observación y dependiendo de su recuperación y desarrollo es que se analizaría su liberación en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, un área natural protegida que cuenta con unas 177 mil 395 hectáreas y donde habitan osos negros.

De acuerdo con Mario Ceja, director del Zoológico de Irapuato, el osezno no estará en exhibición, ya que el mamífero no es propiedad de ellos: sólo están apoyando con brindar un espacio para el cuidado del oso, pero será la Profepa la que determine el futuro del animal, aunque la opción más viable es liberarlo en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey.