/ domingo 6 de octubre de 2019

Paralizan recortes obra pública en Guanajuato

Crece el valor de producción en un 10.6%, pero se pierden cuatro mil empleos por falta de contratos.

El aumento de 10.6% en el valor de producción de las empresas constructoras en Guanajuato no ha sido suficiente para mantener los empleos en el sector; hoy más de cuatro mil trabajadores de la industria de la construcción están sin empleo por la parálisis de obra pública que hay en todo el país.

  • 4 mil 284 empleos se han perdido en 2019 a causa de la falta de obra pública.

De acuerdo con el estudio “Situación de la actividad productiva de las empresas constructoras”, elaborado por el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción para la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, y del cual Organización Editorial Mexicana tiene copia, el valor de la producción de las empresas constructoras tuvo una reducción de 5.6% a nivel nacional durante el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo de 2018, pero Guanajuato logró ser uno de los 14 estados donde las empresas constructoras tuvieron un incremento en el valor de producción, con un 10.6%; no obstante, los recortes de más de ocho mil millones de pesos afectaron a las empresas guanajuatenses que se han quedado sin obra pública.

Tarcisio Rodríguez Martínez, titular de la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad de Guanajuato, dijo que el recorte que tuvo el estado en recursos para obra pública, donde pasó de ejercer 11 mil millones de pesos a sólo tres mil millones de pesos en 2019, afectó y por ello no pudieron ser realizadas obras que se tenían consideradas, como ampliaciones de carreteras, rehabilitación de avenidas en municipios del Corredor Industrial guanajuatense o bien la realización de obra social, como son pavimentaciones de calles, por ejemplo.

  • 5.6% redujo el valor de la producción de las empresas constructoras a nivel nacional.

Por ello, explicó que el Gobierno del Estado analizó y decidió solicitar un crédito de cinco mil 350 millones de pesos para ejercerlos exclusivamente en obra pública a ejecutar en el corto y mediano plazo.

“Guanajuato no puede entenderse sin obra pública, traíamos un dinamismo de estar haciendo mucha obra educativa, de salud, este año tenemos la apertura de 23 unidades médicas de salud, acabamos de inaugurar el Banco de Leche Materna, en Irapuato, el Hospital General de León, traíamos una inercia de estar haciendo mucha obra, pero los recortes nos pararon.

“Pasamos de ejercer 11 mil millones de pesos a sólo tres mil millones de pesos, que hay que decir que esos tres mil millones de pesos son estatales. La Federación no trae ninguna obra en el estado”, dijo el funcionario estatal.

Incertidumbre entre constructores

Varias obras tuvieron que ser pospuestas por los recortes federales.

Por su parte, Francisco Javier Padilla Guerrero, presidente de la CMIC en Guanajuato, dijo que la falta de obra pública ha generado que algunas empresas constructoras hayan tenido que cerrar y con ello llegó el desempleo como en cascada al sector.

“No vemos que haya alguna salida pronto, se cayó la obra pública, nos está afectando fuertemente que no haya obra pública porque hay cierres de empresas y hay recorte de personal, tenemos reportes de que se han perdido unos cuatro mil empleos por falta de obra pública, el sector de la construcción era muy fuerte en el estado, siempre había obra y hoy está todo detenido”, dijo el presidente de la CMIC en Guanajuato.

De acuerdo con la CMIC de Guanajuato, León, Irapuato, Salamanca y Celaya son los municipios más afectados, pues los contratos de obra pública han caído en un 60% en esa región que era la más productiva en obras de infraestructura.

Francisco Javier Padilla Guerrero refirió que el sector de la construcción arrastraba una contracción de menos 2.1% en 2018; “quiere decir que cerramos 2018 y el sector no creció, disminuyó y así arrancamos nuestro primer trimestre, hubo una pequeña recuperación, pero seguimos caídos, traemos un menos 7%, es decir, no hemos llegado ni siquiera a los niveles óptimos y ahí están los resultados: cuatro mil 284 empleos menos en el sector”.

El estudio “Situación de la actividad productiva de las empresas constructoras” indica que las empresas constructoras guanajuatenses vieron en la obra privada un nicho para no colapsar, pero no ha sido suficiente.

El reporte indica que del total de obras que realizaron en el primer semestre de 2019, 53.9% fueron privadas y 46.1% fueron públicas, cuando en 2018 la tendencia era 71% obras públicas y 29% obras privadas.

El presidente de la CMIC Guanajuato advirtió que la situación empeorará aún más y el horizonte para el sector de la construcción se antoja lejano.

“Desaparecieron el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa, es decir, nos quitaron la posibilidad de hacer obras educativas, nunca la industria de la construcción había tenido un panorama tan adverso y podría empeorar aún más”.

Buscan constructores obras en municipios

La obra pública fue superada por la obra privada, donde los constructores han encontrado un respiro en ella.


La desesperación entre los constructores por la falta de obra pública ha aumentado, al grado que han tenido que viajar a otros municipios para poder concursar por obras para poder mantener tanto los empleos y el pago de nómina, como los gastos de operación que tienen.

En Irapuato, afuera dela Dirección de Obras Públicas, se ha vuelto común ver a constructores de municipios como Pénjamo, Celaya, Salamanca y León estar esperando turno para poder entrevistarse con el director Jonathan Muñoz Angulo y hacerle la petición de que les pueda dar un contrato de obra.

En el caso de Irapuato, debido a los recortes presupuestales, se tuvo que disminuir la propuesta para pavimentar calles, donde este año se tenía la meta de que fueran 50, pero sólo serán alrededor de 35.

También tuvo que hacerse un ajuste en la creación de nuevos parques vecinales, hasta no tener certeza de cuánto será el recurso con que se contará en 2020 para obra pública.

Incluso, las obras de rehabilitación del Centro Histórico que se tenían proyectadas tendrán que esperar, pues por los recortes presupuestales que tuvo la Secretaría de Turismo estatal, ese dinero tuvo que reorientarse y la rehabilitación de plazas como la Mariano Abasolo tendrá que esperar y por ende los constructores tendrán que esperar un tiempo para poder tener obra para ejecutar.

El aumento de 10.6% en el valor de producción de las empresas constructoras en Guanajuato no ha sido suficiente para mantener los empleos en el sector; hoy más de cuatro mil trabajadores de la industria de la construcción están sin empleo por la parálisis de obra pública que hay en todo el país.

  • 4 mil 284 empleos se han perdido en 2019 a causa de la falta de obra pública.

De acuerdo con el estudio “Situación de la actividad productiva de las empresas constructoras”, elaborado por el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción para la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, y del cual Organización Editorial Mexicana tiene copia, el valor de la producción de las empresas constructoras tuvo una reducción de 5.6% a nivel nacional durante el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo de 2018, pero Guanajuato logró ser uno de los 14 estados donde las empresas constructoras tuvieron un incremento en el valor de producción, con un 10.6%; no obstante, los recortes de más de ocho mil millones de pesos afectaron a las empresas guanajuatenses que se han quedado sin obra pública.

Tarcisio Rodríguez Martínez, titular de la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad de Guanajuato, dijo que el recorte que tuvo el estado en recursos para obra pública, donde pasó de ejercer 11 mil millones de pesos a sólo tres mil millones de pesos en 2019, afectó y por ello no pudieron ser realizadas obras que se tenían consideradas, como ampliaciones de carreteras, rehabilitación de avenidas en municipios del Corredor Industrial guanajuatense o bien la realización de obra social, como son pavimentaciones de calles, por ejemplo.

  • 5.6% redujo el valor de la producción de las empresas constructoras a nivel nacional.

Por ello, explicó que el Gobierno del Estado analizó y decidió solicitar un crédito de cinco mil 350 millones de pesos para ejercerlos exclusivamente en obra pública a ejecutar en el corto y mediano plazo.

“Guanajuato no puede entenderse sin obra pública, traíamos un dinamismo de estar haciendo mucha obra educativa, de salud, este año tenemos la apertura de 23 unidades médicas de salud, acabamos de inaugurar el Banco de Leche Materna, en Irapuato, el Hospital General de León, traíamos una inercia de estar haciendo mucha obra, pero los recortes nos pararon.

“Pasamos de ejercer 11 mil millones de pesos a sólo tres mil millones de pesos, que hay que decir que esos tres mil millones de pesos son estatales. La Federación no trae ninguna obra en el estado”, dijo el funcionario estatal.

Incertidumbre entre constructores

Varias obras tuvieron que ser pospuestas por los recortes federales.

Por su parte, Francisco Javier Padilla Guerrero, presidente de la CMIC en Guanajuato, dijo que la falta de obra pública ha generado que algunas empresas constructoras hayan tenido que cerrar y con ello llegó el desempleo como en cascada al sector.

“No vemos que haya alguna salida pronto, se cayó la obra pública, nos está afectando fuertemente que no haya obra pública porque hay cierres de empresas y hay recorte de personal, tenemos reportes de que se han perdido unos cuatro mil empleos por falta de obra pública, el sector de la construcción era muy fuerte en el estado, siempre había obra y hoy está todo detenido”, dijo el presidente de la CMIC en Guanajuato.

De acuerdo con la CMIC de Guanajuato, León, Irapuato, Salamanca y Celaya son los municipios más afectados, pues los contratos de obra pública han caído en un 60% en esa región que era la más productiva en obras de infraestructura.

Francisco Javier Padilla Guerrero refirió que el sector de la construcción arrastraba una contracción de menos 2.1% en 2018; “quiere decir que cerramos 2018 y el sector no creció, disminuyó y así arrancamos nuestro primer trimestre, hubo una pequeña recuperación, pero seguimos caídos, traemos un menos 7%, es decir, no hemos llegado ni siquiera a los niveles óptimos y ahí están los resultados: cuatro mil 284 empleos menos en el sector”.

El estudio “Situación de la actividad productiva de las empresas constructoras” indica que las empresas constructoras guanajuatenses vieron en la obra privada un nicho para no colapsar, pero no ha sido suficiente.

El reporte indica que del total de obras que realizaron en el primer semestre de 2019, 53.9% fueron privadas y 46.1% fueron públicas, cuando en 2018 la tendencia era 71% obras públicas y 29% obras privadas.

El presidente de la CMIC Guanajuato advirtió que la situación empeorará aún más y el horizonte para el sector de la construcción se antoja lejano.

“Desaparecieron el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa, es decir, nos quitaron la posibilidad de hacer obras educativas, nunca la industria de la construcción había tenido un panorama tan adverso y podría empeorar aún más”.

Buscan constructores obras en municipios

La obra pública fue superada por la obra privada, donde los constructores han encontrado un respiro en ella.


La desesperación entre los constructores por la falta de obra pública ha aumentado, al grado que han tenido que viajar a otros municipios para poder concursar por obras para poder mantener tanto los empleos y el pago de nómina, como los gastos de operación que tienen.

En Irapuato, afuera dela Dirección de Obras Públicas, se ha vuelto común ver a constructores de municipios como Pénjamo, Celaya, Salamanca y León estar esperando turno para poder entrevistarse con el director Jonathan Muñoz Angulo y hacerle la petición de que les pueda dar un contrato de obra.

En el caso de Irapuato, debido a los recortes presupuestales, se tuvo que disminuir la propuesta para pavimentar calles, donde este año se tenía la meta de que fueran 50, pero sólo serán alrededor de 35.

También tuvo que hacerse un ajuste en la creación de nuevos parques vecinales, hasta no tener certeza de cuánto será el recurso con que se contará en 2020 para obra pública.

Incluso, las obras de rehabilitación del Centro Histórico que se tenían proyectadas tendrán que esperar, pues por los recortes presupuestales que tuvo la Secretaría de Turismo estatal, ese dinero tuvo que reorientarse y la rehabilitación de plazas como la Mariano Abasolo tendrá que esperar y por ende los constructores tendrán que esperar un tiempo para poder tener obra para ejecutar.

Local

Epicentro de la agricultura: Expo Agroalimentaria 2019

Desde hace 23 años, la Expo Agroalimentaria de Irapuato se ha ido posicionado como el evento más importante de América Latina en el sector agroindustrial.

Local

Tiene Irapuato primer lugar con más casos de dengue en el estado

50% de los casos son importados, asegura secretario de Salud.

Círculos

Se despide de la Soltería Martha Angélica Anaya

Contraerá matrimonio con Antonio Pérez Cardozo, en el templo del Calvario en Lagos de Moreno, Jalisco.

Policiaca

Blade el perro policía logra su primera detención en Salamanca

Detectó en la vía pública a un hombre que portaba 33 dosis de droga conocida como cristal.

Mundo

Decenas de incendios forestales continúan activos en Australia

Al menos 73 focos continúan ardiendo, la mitad de ellos fuera de control