/ jueves 23 de agosto de 2018

El Estado Islámico resucita en Irak con miles de combatientes activos

Poco a poco se hacen de lugares estratégicos luego de una reestructuración en 2 movimientos autónomos

PARÍS, Francia. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) está siendo erradicado de Siria, pero comienza a reagruparse aceleradamente en Irak, donde tiene entre mil y dos mil combatientes activos que comienzan a convertirse en una pesadilla para el gobierno de Bagdad.

Después de haberse reestructurado en dos movimientos autónomos, el núcleo principal –compuesto de unos mil yihadistas– opera en Tarmiya, en los suburbios de Bagdad, cerca de Diyala, Tikrit, Baiji, al oeste de Mosul y en Tall Afar, en el norte del país.

“Aparentemente están en un proceso de reorganización y, por ahora, su actividad es muy reducida”, estima Hisham Al- Hashimi, especialista iraquí en movimientos yihadistas.

La mayoría de esos grupos están integrados por exresponsables de los servicios de inteligencia del EI, que actuaban bajo cobertura entre los años 2014 y 2017, cuando esas fuerzas fueron hegemónicas en Siria e Irak. Muy pocos de ellos actuaron como combatientes y en su mayoría tampoco figuran en los ficheros de las fuerzas de seguridad.

Un segundo grupo -compuesto por clandestinos conocidos por los servicios de seguridad iraquíes- se instaló en torno de los montes Hamrin, la región de Samarra y las zonas desérticas en torno de Al- Baaj y de Anbar, a lo largo de la frontera con Siria.

La decisión del gobierno de Bagdad de prohibir que los pobladores originales regresen a esas zonas por razones confesionales y de seguridad, facilitó la instalación de los yihadistas en casas abandonadas, que utilizan como viviendas y campos de entrenamiento.

Los servicios de inteligencia sospechan que, antes de abandonar Irak tras haber ocupado un tercio del país, la organización dejó una red de “agentes dormidos” que ahora se ocupan de extorsionar a la población.

Para incrementar su implantación, el EI cuenta con el resentimiento de una parte de la población -mayoritariamente sunita-, que se siente abandonada por el gobierno de Bagdad, controlado por los chiítas. El Estado Islámico espera con paciencia el momento de capitalizar el debilitamiento de las fuerzas occidentales.


PARÍS, Francia. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) está siendo erradicado de Siria, pero comienza a reagruparse aceleradamente en Irak, donde tiene entre mil y dos mil combatientes activos que comienzan a convertirse en una pesadilla para el gobierno de Bagdad.

Después de haberse reestructurado en dos movimientos autónomos, el núcleo principal –compuesto de unos mil yihadistas– opera en Tarmiya, en los suburbios de Bagdad, cerca de Diyala, Tikrit, Baiji, al oeste de Mosul y en Tall Afar, en el norte del país.

“Aparentemente están en un proceso de reorganización y, por ahora, su actividad es muy reducida”, estima Hisham Al- Hashimi, especialista iraquí en movimientos yihadistas.

La mayoría de esos grupos están integrados por exresponsables de los servicios de inteligencia del EI, que actuaban bajo cobertura entre los años 2014 y 2017, cuando esas fuerzas fueron hegemónicas en Siria e Irak. Muy pocos de ellos actuaron como combatientes y en su mayoría tampoco figuran en los ficheros de las fuerzas de seguridad.

Un segundo grupo -compuesto por clandestinos conocidos por los servicios de seguridad iraquíes- se instaló en torno de los montes Hamrin, la región de Samarra y las zonas desérticas en torno de Al- Baaj y de Anbar, a lo largo de la frontera con Siria.

La decisión del gobierno de Bagdad de prohibir que los pobladores originales regresen a esas zonas por razones confesionales y de seguridad, facilitó la instalación de los yihadistas en casas abandonadas, que utilizan como viviendas y campos de entrenamiento.

Los servicios de inteligencia sospechan que, antes de abandonar Irak tras haber ocupado un tercio del país, la organización dejó una red de “agentes dormidos” que ahora se ocupan de extorsionar a la población.

Para incrementar su implantación, el EI cuenta con el resentimiento de una parte de la población -mayoritariamente sunita-, que se siente abandonada por el gobierno de Bagdad, controlado por los chiítas. El Estado Islámico espera con paciencia el momento de capitalizar el debilitamiento de las fuerzas occidentales.


Local

Otorgan al estado alta calificación crediticia

Fitch Ratings destaca que mantiene fortaleza en sus finanzas para seguir impulsando el desarrollo

Policiaca

En Pénjamo, explota negocio de comida por fuga de gas

Bomberos de Pénjamo, tras arduas labores, logró sofocar el incendio al interior

Local

Afectan problemas de GM al sector de autopartes en Guanajuato

Así lo declaró Juan José Almanza delegado del Sindicato de la Industria Automotriz de Autopartes (STIA)

Local

Celebran trabajadores de GM Silao apoyo internacional

Por su parte, la CTM rechaza intervención extranjera en los asuntos sindicales internos

Política

Juez Fierro continúa otorgando suspensiones contra Ley de Hidrocarburos

Grupo Comercial de México e Ingeniería, Construcción y Obra Electromecánica del Norte, son las dos empresas a las que el juez Fierro les otorgó la suspensión provisional

Local

CLAUGTO se mantiene al margen por conflicto en GM

En el lanzamiento del Foro de Proveeduría Automotriz 2021 y el Congreso Automotriz Claugto, el directivo no contestó al tema que previamente se le había enviado

Local

Líder de CTM en Guanajuato pide a EU que no se meta en asuntos laborales del país

Pide Hugo Varela Flores, que no se meta EUA en asuntos laborales de México

Local

Presenta Susana Bermúdez plataforma legislativa en foro organizado por Coparmex

En el foro se dieron cita los diferentes candidatos a la Diputación Local por los Distritos XI y XII de Irapuato