/ miércoles 26 de mayo de 2021

Reynosa vive crisis humanitaria por migrantes

El flujo de migrantes no se detiene a los que se suma el mayor número de retornados a esta frontera con los Estados Unidos

Reynosa, la hospitalaria ciudad fronteriza, vive una crisis humanitaria. El flujo de migrantes no se detiene a los que se suma el mayor número de retornados a esta frontera con los Estados Unidos. Ya colmaron la Plaza de la República, espacio turístico frente al puente internacional, para recibir a los texanos que venían de compras, hoy es un campamento de hacinados.

Para darles protección, el gobierno del Estado construye la ampliación del Alberge “Senda de Vida”, porque la gente no puede mantenerse en carpas, casas de campaña, lonas y plásticos, mientras esperan para hacer sus trámites de asilo humanitario en los Estados Unidos, señaló en entrevista Ricardo Calderón Macías, delegado regional del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes (ITM) en Reynosa, Tamaulipas.

“Sí han aumentado los migrantes en la frontera. En el caso de Reynosa, son migrantes de Centroamérica, que de alguna manera siguen un proceso de restitución de derechos. Hay muchos menores que requieren atención y también sus padres. Cada mes aumenta el número de personas retornadas de Estados Unidos. De acuerdo a la Patrulla Fronteriza, en abril fueron 178 mil 622 las personas migrantes retornadas. De alguna manera se desató la crisis que vivimos hoy”, manifestó a El Sol de México.

Indicó: “Tuvo que entrar el gobierno del Estado, el Sistema DIF Estatal y la Secretaría de Defensa y Protección del Menor del Estado, para llevar el proceso de restitución de derechos para que estas familias migrantes de origen centroamericano tengan la oportunidad de retornar a sus países de origen”.

¿Cuántos menores habrá en la Plaza de la Republica, en Reynosa?

-Hablamos de 300 a 350 menores y sus padres, aquí en la ciudad. Están en espera de los procesos. Por eso le mencionaba que se construye una ampliación del Albergue Senda de Vida, para que una vez el gobierno estatal les haga la restitución de derechos y con éstos, el Instituto Nacional de Migración (INM) pueda retornarlos a sus países, quienes así lo deseen o se les otorgue una tarjeta humanitaria y se puedan quedar un año en nuestro país, con la posibilidad de poder revalidarla.

¿Es lo que han hecho muchos migrantes en Tijuana y Mexicali. Y también en Ciudad Juárez, y se albergan en el Centro Leona Vicario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social?

-Definitivamente es una apertura para que los menores que vienen con sus padres puedan tener en el país, oportunidades. Pero creo que, con la experiencia que tengo en el ITM, optan por regresar a su país.

Son acciones que realiza el gobierno del Estado de Tamaulipas en coordinación con las diferentes organizaciones religiosas y de la sociedad civil y a nivel internacional, que ayudan mucho a mejorar las condiciones de las personas migrantes.

Sin embargo, no son condiciones óptimas. Y el ser humano siempre busca mejorar. Esto hace que muchas familias intenten regresar a sus lugares de origen y con esto, se trunquen sus deseos de llegar al vecino país.

VIVEN DE LA BENEVOLENCIA DE LA SOCIEDAD

¿Entrar a los Estados Unidos no es fácil?

-No. Hay un proceso que se tiene que seguir, complicado, complejo. Los migrantes llegan a esta frontera con deseo de entrar a los Estados Unidos, buscan obtener la residencia.

¿Cómo funciona el ITM?

-Trabajamos en dos vertientes. Se instaló un módulo de la Iglesia y organizaciones de la sociedad, en la plaza principal donde se hace la gestión para las brigadas médicas del sector salud, para atender a los menores y a todos los que pernoctan es espera de algún llamado de las autoridades de EU, situación que vemos cada vez más complicada.

¿La Plaza de la República toda llena de carpas?

-Sí, desafortunadamente ha ido en incremento el retorno de estos menores acompañados de sus padres porque últimamente no han llegado migrantes a la Plaza. Es el regreso de los migrantes por parte de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, por toda la frontera, hacia nuestro país.

¿De qué número hablamos diario de retornados?

-Fluctúa. Aumenta, baja.

¿La atención de estos retornados en qué autoridad recae?

-En la municipal. En cuanto a restitución de derechos, creemos que pudo hacerse de manera coordinada, siempre y cuando bajen los recursos para hacerlo, pero no solo es la restitución de derechos, es el hecho de que se debe contar con un presupuesto para atenderlos. Y al día de hoy no ha llegado nada.

¿Todos los migrantes y retornados, viven de la benevolencia de la sociedad civil, de las organizaciones, de la Iglesia?

-Hemos hecho una gran coordinación entre el gobierno estatal, organizaciones de la sociedad civil y la Iglesia. Reynosa se ha caracterizado por ser una ciudad hospitalaria.

Actualmente, se hace una ampliación de casi 3 mil metros cuadrados del Albergue Senda de Vida y esto será de gran ayuda para las familias y puedan solicitar el retorno asistido ante el INM o en su caso acepten la tarjeta por razones humanitarias.

El gobierno del Estado abrió un albergue temporal para tratar de menguar y coadyuvar que estos procesos se lleven a cabo.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

¿Cómo es el proceso?

-Una vez que les restituyen sus derechos, tienen que ir a las oficinas del INM a solicitar la tarjeta humanitaria; más sin embargo, el delegado en la última reunión dijo que son muy pocas las tarjetas que se otorgan. Se han entregado a mil familias y también por la contingencia sanitaria fueron como otras 50.

¿Viven una crisis humanitaria?

-Sí, así es. Mas sin embargo, el gobierno del estado está pendiente en cuanto a la asistencia en salud, a la seguridad de los migrantes y de los requerimientos básicos para que puedan sobrevivir.

Reynosa, la hospitalaria ciudad fronteriza, vive una crisis humanitaria. El flujo de migrantes no se detiene a los que se suma el mayor número de retornados a esta frontera con los Estados Unidos. Ya colmaron la Plaza de la República, espacio turístico frente al puente internacional, para recibir a los texanos que venían de compras, hoy es un campamento de hacinados.

Para darles protección, el gobierno del Estado construye la ampliación del Alberge “Senda de Vida”, porque la gente no puede mantenerse en carpas, casas de campaña, lonas y plásticos, mientras esperan para hacer sus trámites de asilo humanitario en los Estados Unidos, señaló en entrevista Ricardo Calderón Macías, delegado regional del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes (ITM) en Reynosa, Tamaulipas.

“Sí han aumentado los migrantes en la frontera. En el caso de Reynosa, son migrantes de Centroamérica, que de alguna manera siguen un proceso de restitución de derechos. Hay muchos menores que requieren atención y también sus padres. Cada mes aumenta el número de personas retornadas de Estados Unidos. De acuerdo a la Patrulla Fronteriza, en abril fueron 178 mil 622 las personas migrantes retornadas. De alguna manera se desató la crisis que vivimos hoy”, manifestó a El Sol de México.

Indicó: “Tuvo que entrar el gobierno del Estado, el Sistema DIF Estatal y la Secretaría de Defensa y Protección del Menor del Estado, para llevar el proceso de restitución de derechos para que estas familias migrantes de origen centroamericano tengan la oportunidad de retornar a sus países de origen”.

¿Cuántos menores habrá en la Plaza de la Republica, en Reynosa?

-Hablamos de 300 a 350 menores y sus padres, aquí en la ciudad. Están en espera de los procesos. Por eso le mencionaba que se construye una ampliación del Albergue Senda de Vida, para que una vez el gobierno estatal les haga la restitución de derechos y con éstos, el Instituto Nacional de Migración (INM) pueda retornarlos a sus países, quienes así lo deseen o se les otorgue una tarjeta humanitaria y se puedan quedar un año en nuestro país, con la posibilidad de poder revalidarla.

¿Es lo que han hecho muchos migrantes en Tijuana y Mexicali. Y también en Ciudad Juárez, y se albergan en el Centro Leona Vicario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social?

-Definitivamente es una apertura para que los menores que vienen con sus padres puedan tener en el país, oportunidades. Pero creo que, con la experiencia que tengo en el ITM, optan por regresar a su país.

Son acciones que realiza el gobierno del Estado de Tamaulipas en coordinación con las diferentes organizaciones religiosas y de la sociedad civil y a nivel internacional, que ayudan mucho a mejorar las condiciones de las personas migrantes.

Sin embargo, no son condiciones óptimas. Y el ser humano siempre busca mejorar. Esto hace que muchas familias intenten regresar a sus lugares de origen y con esto, se trunquen sus deseos de llegar al vecino país.

VIVEN DE LA BENEVOLENCIA DE LA SOCIEDAD

¿Entrar a los Estados Unidos no es fácil?

-No. Hay un proceso que se tiene que seguir, complicado, complejo. Los migrantes llegan a esta frontera con deseo de entrar a los Estados Unidos, buscan obtener la residencia.

¿Cómo funciona el ITM?

-Trabajamos en dos vertientes. Se instaló un módulo de la Iglesia y organizaciones de la sociedad, en la plaza principal donde se hace la gestión para las brigadas médicas del sector salud, para atender a los menores y a todos los que pernoctan es espera de algún llamado de las autoridades de EU, situación que vemos cada vez más complicada.

¿La Plaza de la República toda llena de carpas?

-Sí, desafortunadamente ha ido en incremento el retorno de estos menores acompañados de sus padres porque últimamente no han llegado migrantes a la Plaza. Es el regreso de los migrantes por parte de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, por toda la frontera, hacia nuestro país.

¿De qué número hablamos diario de retornados?

-Fluctúa. Aumenta, baja.

¿La atención de estos retornados en qué autoridad recae?

-En la municipal. En cuanto a restitución de derechos, creemos que pudo hacerse de manera coordinada, siempre y cuando bajen los recursos para hacerlo, pero no solo es la restitución de derechos, es el hecho de que se debe contar con un presupuesto para atenderlos. Y al día de hoy no ha llegado nada.

¿Todos los migrantes y retornados, viven de la benevolencia de la sociedad civil, de las organizaciones, de la Iglesia?

-Hemos hecho una gran coordinación entre el gobierno estatal, organizaciones de la sociedad civil y la Iglesia. Reynosa se ha caracterizado por ser una ciudad hospitalaria.

Actualmente, se hace una ampliación de casi 3 mil metros cuadrados del Albergue Senda de Vida y esto será de gran ayuda para las familias y puedan solicitar el retorno asistido ante el INM o en su caso acepten la tarjeta por razones humanitarias.

El gobierno del Estado abrió un albergue temporal para tratar de menguar y coadyuvar que estos procesos se lleven a cabo.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

¿Cómo es el proceso?

-Una vez que les restituyen sus derechos, tienen que ir a las oficinas del INM a solicitar la tarjeta humanitaria; más sin embargo, el delegado en la última reunión dijo que son muy pocas las tarjetas que se otorgan. Se han entregado a mil familias y también por la contingencia sanitaria fueron como otras 50.

¿Viven una crisis humanitaria?

-Sí, así es. Mas sin embargo, el gobierno del estado está pendiente en cuanto a la asistencia en salud, a la seguridad de los migrantes y de los requerimientos básicos para que puedan sobrevivir.

Local

Cierra con éxito GIFF en Irapuato

Cumple por segunda ocasión Irapuato con expectativas del festival de cine

Local

745 guanajuatenses se contagian de Covid

De las defunciones mas recientes Celaya registró cinco, Apaseo El Alto dos y Moroleón una, mientras que el resto de los municipios no tuvieron defunciones en las últimas 24 horas