/ martes 4 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

LA BUENA NOTICIA

En febrero de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró las instalaciones de la Guardia Nacional en Hermosillo, Sonora. Ese día dijo: “Estas instalaciones son para que los elementos de la Guardia Nacional puedan tener refugios, lugares seguros, dignos... nunca les van a faltar sus sueldos y vamos a procurar que tengan ingresos justos y seguridad social”. Añadió que contarían con las mismas prestaciones que las Fuerzas Armadas en todos los niveles y que “[sus familias tendrían] garantizada atención médica (…), una pensión para el retiro, que los hijos tengan la posibilidad de recibir becas, que haya seguro de vida para que en caso de fallecer no queden en el abandono los familiares”.

¡Qué bueno y qué bonito! ¿verdad?

LA MALA NOTICIA

Hace unos días, El Sol del Bajío, nos informó que una mujer policía sufrió una agresión a bordo de un camión de transporte público y recibió cuatro impactos de bala; uno de ellos le perforó el pulmón y perdió el movimiento en su brazo. La oficial aún espera ser operada para retirar las balas de su pulmón, y el pasado 25 de octubre fue notificada de su despido, con el argumento de que su brazo ya no tenía la suficiente fuerza para sus labores.

Así que es oficial: en este país hay policías de primera, de segunda, de tercera... y así sucesivamente. Porque por una parte, dentro de las mismas corporaciones, el riesgo que corren los mandos es muy distinto al de la tropa o los policías de menos jerarquía.

Por otra parte, no se puede comparar el equipamiento de los efectivos del Ejército Nacional Mexicano, la Marina Armada de México o la Guardia Nacional con el de un policía de tránsito o un municipal, pero la vida de todos ellos y ellas vale exactamente lo mismo, así que lo menos que se esperaría es que en caso de incapacidad o muerte, la protección del Estado fuera similar y no tengan que padecer, aparte de los balazos, declaraciones como la del acalde de Celaya, Javier Mendoza Márquez: “la corporación no puede andar cuidándolos y (…) ya depende de cada uno de ellos los cuidados que pueda tener de su persona”.

¡No invente, presidente!

Y hablando de presidentes, habría que recordarle al de los Estados Unidos Mexicanos que volteé a ver a los policías municipales y de tránsito “aunque no sean su responsabilidad” porque, así como gobierna para todos, todas y todos ellos nos cuidan. Las balas pueden perforar igualito a policías de cualquiera de “los tres niveles de gobierno”.

ENTRE LA GLORIA Y EL INFIERNO

Los policías exponen su vida a diario. Así sucedió a los dos policías de Cuerámaro que en los últimos días de 2021 atendieron un reporte de detonación por arma de fuego, fueron recibidos a balazos y se debaten entre la vida y la muerte en el hospital. ¿Y sabe? Apenas hay presupuesto ya no para dotarlos de armas, sino para proporcionares uniformes nuevos.

Es muy fácil revictimizar a policías agredidos y sostener que “estaban coludidos”. Pero ¿Y los que no? Al menos eso deberían tener claro las autoridades. Quiénes sí y quiénes no.

ÓMICRON ATERRIZA EN GUANAJUATO

El secretario de Salud estatal, Daniel Díaz, informó hoy mediante un comunicado, que se confirmaron dos casos de la variante Ómicron del virus SARS Cov 2, Covid-19, en el área de León. Es tiempo de reforzar medidas sanitarias entre todos, seguir usando cubrebocas y procurar la sana distancia y el uso de gel. Todo esto, mientras el secretario Díaz regresa de sus muy merecidas vacaciones. Esperemos que el virus también tome unos días de asueto y que, si viene con nuevos bríos a la Feria de León, encuentre las medidas necesarias para que se vaya por donde vino.

LA BUENA NOTICIA

En febrero de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró las instalaciones de la Guardia Nacional en Hermosillo, Sonora. Ese día dijo: “Estas instalaciones son para que los elementos de la Guardia Nacional puedan tener refugios, lugares seguros, dignos... nunca les van a faltar sus sueldos y vamos a procurar que tengan ingresos justos y seguridad social”. Añadió que contarían con las mismas prestaciones que las Fuerzas Armadas en todos los niveles y que “[sus familias tendrían] garantizada atención médica (…), una pensión para el retiro, que los hijos tengan la posibilidad de recibir becas, que haya seguro de vida para que en caso de fallecer no queden en el abandono los familiares”.

¡Qué bueno y qué bonito! ¿verdad?

LA MALA NOTICIA

Hace unos días, El Sol del Bajío, nos informó que una mujer policía sufrió una agresión a bordo de un camión de transporte público y recibió cuatro impactos de bala; uno de ellos le perforó el pulmón y perdió el movimiento en su brazo. La oficial aún espera ser operada para retirar las balas de su pulmón, y el pasado 25 de octubre fue notificada de su despido, con el argumento de que su brazo ya no tenía la suficiente fuerza para sus labores.

Así que es oficial: en este país hay policías de primera, de segunda, de tercera... y así sucesivamente. Porque por una parte, dentro de las mismas corporaciones, el riesgo que corren los mandos es muy distinto al de la tropa o los policías de menos jerarquía.

Por otra parte, no se puede comparar el equipamiento de los efectivos del Ejército Nacional Mexicano, la Marina Armada de México o la Guardia Nacional con el de un policía de tránsito o un municipal, pero la vida de todos ellos y ellas vale exactamente lo mismo, así que lo menos que se esperaría es que en caso de incapacidad o muerte, la protección del Estado fuera similar y no tengan que padecer, aparte de los balazos, declaraciones como la del acalde de Celaya, Javier Mendoza Márquez: “la corporación no puede andar cuidándolos y (…) ya depende de cada uno de ellos los cuidados que pueda tener de su persona”.

¡No invente, presidente!

Y hablando de presidentes, habría que recordarle al de los Estados Unidos Mexicanos que volteé a ver a los policías municipales y de tránsito “aunque no sean su responsabilidad” porque, así como gobierna para todos, todas y todos ellos nos cuidan. Las balas pueden perforar igualito a policías de cualquiera de “los tres niveles de gobierno”.

ENTRE LA GLORIA Y EL INFIERNO

Los policías exponen su vida a diario. Así sucedió a los dos policías de Cuerámaro que en los últimos días de 2021 atendieron un reporte de detonación por arma de fuego, fueron recibidos a balazos y se debaten entre la vida y la muerte en el hospital. ¿Y sabe? Apenas hay presupuesto ya no para dotarlos de armas, sino para proporcionares uniformes nuevos.

Es muy fácil revictimizar a policías agredidos y sostener que “estaban coludidos”. Pero ¿Y los que no? Al menos eso deberían tener claro las autoridades. Quiénes sí y quiénes no.

ÓMICRON ATERRIZA EN GUANAJUATO

El secretario de Salud estatal, Daniel Díaz, informó hoy mediante un comunicado, que se confirmaron dos casos de la variante Ómicron del virus SARS Cov 2, Covid-19, en el área de León. Es tiempo de reforzar medidas sanitarias entre todos, seguir usando cubrebocas y procurar la sana distancia y el uso de gel. Todo esto, mientras el secretario Díaz regresa de sus muy merecidas vacaciones. Esperemos que el virus también tome unos días de asueto y que, si viene con nuevos bríos a la Feria de León, encuentre las medidas necesarias para que se vaya por donde vino.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 21 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

jueves 20 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

miércoles 19 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

martes 18 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

lunes 17 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

viernes 14 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

miércoles 12 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

martes 11 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

lunes 10 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

viernes 07 de enero de 2022

REFLEJOS DE SOL

Pepe Grillo

Cargar Más