/ sábado 30 de marzo de 2019

Apagar la luz en pro del planeta

Millones de habitantes de 200 países reflexionan sobre el cambio climático

Con el llamado para apagar la luz eléctrica durante 60 minutos, millones de habitantes de unos 200 países participarán hoy en La Hora del Planeta, convocada para reflexionar sobre el acelerado cambio climático provocado por la actividad humana.

Durante 60 minutos, de las 20:30 a las 21:30 horas, acorde con el huso horario de cada ciudad, hogares, empresas, edificios públicos y monumentos emblemáticos apagarán sus luces conectadas a la energía eléctrica, en un ejercicio voluntario a favor de la conservación ambiental.

“Amamos este planeta y todo lo que vive en él. Únete a nosotros y, juntos, empecemos conversaciones nunca antes mantenidas sobre la naturaleza y la diversidad única de la vida con la que compartimos nuestro hogar”, es el llamado para ser partícipes de La Hora del Planeta. Impulsado por el Fondo Mundial de Vida Silvestre (WWF, por sus siglas en inglés), y con respaldo de la Organización de las Naciones Unidas, el movimiento da continuidad a las acciones iniciadas en 2007, cuando por primera ocasión se realizó en la ciudad australiana de Sidney.

El 31 de marzo de aquel año, Sidney apagó sus luces en un llamado para el uso eficiente de los recursos y la adopción de medidas para mitigar las emisiones contaminantes, acción que además del diálogo sobre el problema ambiental, derivó en un ahorro de 10 por ciento en el consumo habitual de energía eléctrica.

“La naturaleza proporciona alimentos, aire limpio, agua y muchos otros beneficios… pero el cambio climático y la pérdida de ecosistemas y biodiversidad amenaza este bienestar”, cita otro de los llamados para unirse a millones de personas en el mundo que, al tiempo de apagar la luz eléctrica, al menos por ese lapso conversan sobre la importancia de la naturaleza.

Mapas virtuales reflejan el efecto visual sobre el globo terráqueo: cómo las luces se apagan conforme avanza el huso horario. Es una invitación a la celebración ambiental, que puede hacerse a la luz de una vela, con grupos de amigos, a nivel de empresa o institución, “porque no podemos tener un futuro próspero en un planeta agotado”.

“La naturaleza nos importa a cada uno”, sostiene WWF en su sitio donde expone algunas formas de participación y recuerda que es la naturaleza la que “proporciona las bases para nuestra prosperidad económica”.

Con el llamado para apagar la luz eléctrica durante 60 minutos, millones de habitantes de unos 200 países participarán hoy en La Hora del Planeta, convocada para reflexionar sobre el acelerado cambio climático provocado por la actividad humana.

Durante 60 minutos, de las 20:30 a las 21:30 horas, acorde con el huso horario de cada ciudad, hogares, empresas, edificios públicos y monumentos emblemáticos apagarán sus luces conectadas a la energía eléctrica, en un ejercicio voluntario a favor de la conservación ambiental.

“Amamos este planeta y todo lo que vive en él. Únete a nosotros y, juntos, empecemos conversaciones nunca antes mantenidas sobre la naturaleza y la diversidad única de la vida con la que compartimos nuestro hogar”, es el llamado para ser partícipes de La Hora del Planeta. Impulsado por el Fondo Mundial de Vida Silvestre (WWF, por sus siglas en inglés), y con respaldo de la Organización de las Naciones Unidas, el movimiento da continuidad a las acciones iniciadas en 2007, cuando por primera ocasión se realizó en la ciudad australiana de Sidney.

El 31 de marzo de aquel año, Sidney apagó sus luces en un llamado para el uso eficiente de los recursos y la adopción de medidas para mitigar las emisiones contaminantes, acción que además del diálogo sobre el problema ambiental, derivó en un ahorro de 10 por ciento en el consumo habitual de energía eléctrica.

“La naturaleza proporciona alimentos, aire limpio, agua y muchos otros beneficios… pero el cambio climático y la pérdida de ecosistemas y biodiversidad amenaza este bienestar”, cita otro de los llamados para unirse a millones de personas en el mundo que, al tiempo de apagar la luz eléctrica, al menos por ese lapso conversan sobre la importancia de la naturaleza.

Mapas virtuales reflejan el efecto visual sobre el globo terráqueo: cómo las luces se apagan conforme avanza el huso horario. Es una invitación a la celebración ambiental, que puede hacerse a la luz de una vela, con grupos de amigos, a nivel de empresa o institución, “porque no podemos tener un futuro próspero en un planeta agotado”.

“La naturaleza nos importa a cada uno”, sostiene WWF en su sitio donde expone algunas formas de participación y recuerda que es la naturaleza la que “proporciona las bases para nuestra prosperidad económica”.

Policiaca

Balean a taxista en colonia Lagunilla

Llego a pedir ayuda al edificio de Cruz Roja

Local

Aparece brote de Covid-19 en Hospital Materno de Celaya

La ocupación hospitalaria podría ser hasta de 1,180 pacientes enfermos de coronavirus en un mismo momento

Local

No eran delincuentes; querían rehabilitarse

Familiares no han recibido apoyo y otros ni siquiera los cuerpos para sepultarlos.

Local

No los dejaremos Solos: gobernador

Promete Diego Sinhue intensificar equipamiento y capacitación a FSPE.

Policiaca

Muere penjamense que cayó de tejado

Se precipitó al vacío, al romperse una lámina del techo que reparaba.