/ viernes 11 de enero de 2019

Irapuato está al borde del colapso

Cumple Irapuato una semana de “sequía”, sin combustibles Magna y Premiun, principalmente. El director general de PEMEX, Octavio Romero, se había comprometido a enviar suficiente gasolina pero nada. Estamos al borde del colapso.



El desabasto de gasolina continúa a una semana de haber iniciado en Irapuato, actualmente sólo están operando alrededor de seis gasolineras de las cerca de 60 que hay en el municipio.

Hace una semana inició el desabasto de la gasolina, el municipio se ha visto afectado, principalmente en la actividad económica, debido a que los trabajadores no han podido realizar sus labores de manera normal, pues son bastantes las personas que duran hasta seis horas formados para tener aunque sea 100 pesos de combustible.

No sólo ha sido escasez de gasolina, sino que también de servicios y productos, la problemática comenzó a provocar que instituciones como la Cruz Roja se vieran afectadas, la cual tuvo sacar de servicio a cuatro de sus ambulancias, también incrementó el ausentismo en las escuelas, pues muchos de los niños no tuvieron manera de trasladarse.

El precio de algunos productos se elevó, como el chille serrano que subió hasta poco más de 80 pesos el kilo, ya que algunos comerciantes aseguraron que no había manera de transportar los productos.

Hubo quieren aprovecharon para hacer su “agosto”, como los taxistas, quienes incrementaron casi el doble sus tarifas, entre 60 y 80 pesos; sin embargo, también algunos negaron a dar algunos servicios por la distancia, debido a que no les alcanzaba con la gasolina.

Conforme fue avanzando la semana, aún con la crisis de la gasolina, las calles comenzaron a lucir más vacías, pues la gran mayoría de los conductores estuvieron haciendo fila para llenar sus garrafas, incluso la calidad del aire se vio beneficiada no sólo en Irapuato, sino en todo el Corredor Industrial.

No obstante, el sector empresarial y comercial han sido de los más afectados por la escasez de gasolina, debido a que son muchos los comerciantes que no han podido surtir sus productos, incluso en calles donde siempre suele haber comercios abiertos, esta semana se mantuvieron cerrados, los retardos de personal en las empresas incrementaron, lo que pone en riesgo la producción.

A lo largo de la semana el gobernador del estado, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo estuvo platicando con autoridades de Pemex para dar una pronta solución y contrarrestar los impactos negativos que esta teniendo el estado económicamente; sin embargo, la problemática aún continúa, al igual que las largas filas y los miles de trabajadores que se están viendo gravemente afectados.


Una semana sin gasolina

El primer día del desabasto estaban operando 60% de las gasolinerías del municipio, mientras que el resto dejaron de operar por no tener combustible, como una gasolinera de Pemex ubicada sobre la avenida Independencia cerca de la avenida Las Águilas, y otra de extranjera Repsol en la misma zona que tampoco tenía combustible.

Sin embargo, en el primer fin de semana del desbasto los habitantes entraron en pánico y comenzaron a hacer fila en las gasolineras para surtir sus automóviles, pues el pasado sábado incrementaron más las estaciones que se quedaron sin gasolina, de la verde y de la roja, las cuales provocaron el temor de los ciudadanos y acudieron a surtir sus tanques.

Durante los tres primeros días del desabasto, las estaciones estuvieron abarrotadas de conductores, las filas recorrieron kilómetros, como una ubicada en la colonia Las Carmelitas, donde las fila llegó hasta la entrada del fraccionamiento Floresta.

La situación provocó que las gasolinerías que tuvieran combustible desde temprano se les agotara en pocas horas, por lo que tuvieron que cerrar su estación, lo que generó la molestia y a la vez pánico de los automovilistas.

El pasado lunes incrementó la crisis, pues las únicas gasolineras funcionando han sido hasta ahora las extranjeras como Mobil, una ubicada cerca de la Mega Bandera y otra en el bulevar Díaz Ordaz junto a la Plaza del Comercio Popular; dichas estaciones son surtidas desde San José Iturbide y la gasolina desde Texas, por lo que no se han visto perjudicadas por la escasez, entonces desde los primeros días ha habido cientos de conductores formados por horas para llenar sus tanques de los vehículos, garrafones y cualquier recipiente que sirva para contener gasolina.

El desabasto aún continúo a lo largo de la semana e incluso el presidente municipal, Ricardo Ortiz Ortiz Gutiérrez, declaró que se estaban viendo afectados los trabajos del municipio, por lo que les estarán dando prioridad a los vehículos oficiales del gobierno municipal, estatal y federal para no descuidar la seguridad, además, tuvieron que poner bajo resguardo a cerca de 300 vehículos oficiales para evitar usarlos mientras dura la problemática.

Sin embargo, ante la crisis de combustible, las personas comenzaron a desesperarse y el pasado miércoles habitantes de comunidades rurales y municipios como Pueblo Nuevo y Cuerámaro bloquearon parcialmente la carretera Abasolo-Irapuato con entronque Cuerámaro como protesta por la falta de gasolina, ese mismo día por la noche varios automovilistas bloquearon por un lapso de media hora el bulevar Mariano J. García en dirección hacia las Carmelitas.

A una semana de haber iniciado el desabasto, los gasolineros y autoridades se organizaron para evitar conflictos durante el servicio, para que haya orden y cero problemas, mientras que aún están a la espera de que las gasolineras tengan por fin gasolina que surtir.





Cumple Irapuato una semana de “sequía”, sin combustibles Magna y Premiun, principalmente. El director general de PEMEX, Octavio Romero, se había comprometido a enviar suficiente gasolina pero nada. Estamos al borde del colapso.



El desabasto de gasolina continúa a una semana de haber iniciado en Irapuato, actualmente sólo están operando alrededor de seis gasolineras de las cerca de 60 que hay en el municipio.

Hace una semana inició el desabasto de la gasolina, el municipio se ha visto afectado, principalmente en la actividad económica, debido a que los trabajadores no han podido realizar sus labores de manera normal, pues son bastantes las personas que duran hasta seis horas formados para tener aunque sea 100 pesos de combustible.

No sólo ha sido escasez de gasolina, sino que también de servicios y productos, la problemática comenzó a provocar que instituciones como la Cruz Roja se vieran afectadas, la cual tuvo sacar de servicio a cuatro de sus ambulancias, también incrementó el ausentismo en las escuelas, pues muchos de los niños no tuvieron manera de trasladarse.

El precio de algunos productos se elevó, como el chille serrano que subió hasta poco más de 80 pesos el kilo, ya que algunos comerciantes aseguraron que no había manera de transportar los productos.

Hubo quieren aprovecharon para hacer su “agosto”, como los taxistas, quienes incrementaron casi el doble sus tarifas, entre 60 y 80 pesos; sin embargo, también algunos negaron a dar algunos servicios por la distancia, debido a que no les alcanzaba con la gasolina.

Conforme fue avanzando la semana, aún con la crisis de la gasolina, las calles comenzaron a lucir más vacías, pues la gran mayoría de los conductores estuvieron haciendo fila para llenar sus garrafas, incluso la calidad del aire se vio beneficiada no sólo en Irapuato, sino en todo el Corredor Industrial.

No obstante, el sector empresarial y comercial han sido de los más afectados por la escasez de gasolina, debido a que son muchos los comerciantes que no han podido surtir sus productos, incluso en calles donde siempre suele haber comercios abiertos, esta semana se mantuvieron cerrados, los retardos de personal en las empresas incrementaron, lo que pone en riesgo la producción.

A lo largo de la semana el gobernador del estado, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo estuvo platicando con autoridades de Pemex para dar una pronta solución y contrarrestar los impactos negativos que esta teniendo el estado económicamente; sin embargo, la problemática aún continúa, al igual que las largas filas y los miles de trabajadores que se están viendo gravemente afectados.


Una semana sin gasolina

El primer día del desabasto estaban operando 60% de las gasolinerías del municipio, mientras que el resto dejaron de operar por no tener combustible, como una gasolinera de Pemex ubicada sobre la avenida Independencia cerca de la avenida Las Águilas, y otra de extranjera Repsol en la misma zona que tampoco tenía combustible.

Sin embargo, en el primer fin de semana del desbasto los habitantes entraron en pánico y comenzaron a hacer fila en las gasolineras para surtir sus automóviles, pues el pasado sábado incrementaron más las estaciones que se quedaron sin gasolina, de la verde y de la roja, las cuales provocaron el temor de los ciudadanos y acudieron a surtir sus tanques.

Durante los tres primeros días del desabasto, las estaciones estuvieron abarrotadas de conductores, las filas recorrieron kilómetros, como una ubicada en la colonia Las Carmelitas, donde las fila llegó hasta la entrada del fraccionamiento Floresta.

La situación provocó que las gasolinerías que tuvieran combustible desde temprano se les agotara en pocas horas, por lo que tuvieron que cerrar su estación, lo que generó la molestia y a la vez pánico de los automovilistas.

El pasado lunes incrementó la crisis, pues las únicas gasolineras funcionando han sido hasta ahora las extranjeras como Mobil, una ubicada cerca de la Mega Bandera y otra en el bulevar Díaz Ordaz junto a la Plaza del Comercio Popular; dichas estaciones son surtidas desde San José Iturbide y la gasolina desde Texas, por lo que no se han visto perjudicadas por la escasez, entonces desde los primeros días ha habido cientos de conductores formados por horas para llenar sus tanques de los vehículos, garrafones y cualquier recipiente que sirva para contener gasolina.

El desabasto aún continúo a lo largo de la semana e incluso el presidente municipal, Ricardo Ortiz Ortiz Gutiérrez, declaró que se estaban viendo afectados los trabajos del municipio, por lo que les estarán dando prioridad a los vehículos oficiales del gobierno municipal, estatal y federal para no descuidar la seguridad, además, tuvieron que poner bajo resguardo a cerca de 300 vehículos oficiales para evitar usarlos mientras dura la problemática.

Sin embargo, ante la crisis de combustible, las personas comenzaron a desesperarse y el pasado miércoles habitantes de comunidades rurales y municipios como Pueblo Nuevo y Cuerámaro bloquearon parcialmente la carretera Abasolo-Irapuato con entronque Cuerámaro como protesta por la falta de gasolina, ese mismo día por la noche varios automovilistas bloquearon por un lapso de media hora el bulevar Mariano J. García en dirección hacia las Carmelitas.

A una semana de haber iniciado el desabasto, los gasolineros y autoridades se organizaron para evitar conflictos durante el servicio, para que haya orden y cero problemas, mientras que aún están a la espera de que las gasolineras tengan por fin gasolina que surtir.





Círculos

Se casan Joanna y Miguel

Los nuevos esposos después de jurarse amor y fidelidad por siempre ante el Señor, festejaron en grande su enlace eclesiástico.

Círculos

Se casan Joanna y Miguel

Los nuevos esposos después de jurarse amor y fidelidad por siempre ante el Señor, festejaron en grande su enlace eclesiástico.

Círculos

Conviven ex alumnos de la técnica 5

La organización de la comida estuvo a cargo de Blanca Martínez Aguilera y José Antonio Segura.

Sociedad

Organismos internacionales piden a México adoptar un etiquetado claro

El etiquetado que actualmente se halla en los productos es difícil de interpretar, dijeron la OMS y la OPS

Círculos

Se llama Ian Matheo

El pequeño llegó a la Parroquia del Espíritu Santo en compañía de sus padres y padrinos.