/ sábado 22 de junio de 2024

Plan DN-III-E, listo para actuar en desastres naturales o provocados

A diferencia de lo que muchos creen, este plan funciona los 365 días del año y brinda auxilio en el territorio nacional y hasta fuera de él como ayuda humanitaria

El Ejército Mexicano cuenta con un plan de respuesta ante fenómenos perturbadores. Es el Plan DN-III-E, que a diferencia de lo que muchos creen, se encuentra siempre activado y listo para actuar ante situaciones que no se pueden prevenir.

El Teniente del Arma Blindada, Crescencio Sánchez Santiago, del Octavo Regimiento Blindado de Reconocimiento en Irapuato, explicó que el primer antecedente de operaciones del Ejército Mexicano en funciones de auxilio a la población fue en 1926, precisamente durante varias inundaciones en el estado de Guanajuato.

“Declararon emergencia pues rebasaron capacidades de respuesta de las autoridades civiles y el personal militar acudió en apoyo a las partes afectadas”.

Sin embargo, fue hasta 1965 que surgió como tal el Plan DN-III-E en respuesta por un plan de auxilio a la población y fue incluido en el Plan de Defensa Nacional de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Aunque la población ve a las y los elementos que participan durante fases de auxilio y reconstrucción tras desastres naturales principalmente, lo cierto es que el Plan DN-III-E se encuentra activo los 365 días del año dijo el teniente Crescencio Sánchez Santiago, y es que este cuenta con tres fases, la primera de ellas es la preventiva.

Y es que, elementos del Ejército Mexicano se encuentran en comunicación constante con dependencias federales y civiles locales para atender cualquier situación, entre ellas se incluyen sismos, explosiones, incendios forestales, urbanos y otros.

“Lo relacionan con los huracanes o sismos, pero también actuamos en muchas otras situaciones, incluso las derivadas de las sequías como los incendios, siempre estamos preparados”.

En la fase preventiva se preparan o establecen las medidas necesarias para cada hecho, la fase de auxilio consiste en la activación de los centros de operaciones en los territorios afectados para iniciar con el despliegue de personal militar con herramientas para llevar ayuda a donde se necesite y la fase de recuperación es en la que se apoya con la distribución de despensas e insumos a la población, se trabaja en los despejes de las vías de comunicación y también se trabaja en la reconstrucción de las áreas afectadas.

El teniente explicó que en casos de desastres naturales, se sabe que surgen voluntarios, gente que desea llevar insumos a las localidades afectadas, sin embargo en situaciones como huracanes o sismos es peligroso dejar entrar más gente sin conocer situaciones adversas en el suelo o derrames de químicos tóxicos, por lo que son las autoridades quienes se encargan de hacer llegar la ayuda de los centros de acopio a quien la necesita.

Pero esta ayuda no solo ha sido brindada en el territorio nacional, sino que también se ha brindado apoyo internacional en 30 países bajo el concepto de ayuda humanitaria.

▶️ Suscríbete a nuestra edición digital

Añadió que otro de los puntos clave dentro de este plan es la actuación de los binomios caninos que ayudan a las labores de búsqueda y rescate.

El Ejército Mexicano cuenta con un plan de respuesta ante fenómenos perturbadores. Es el Plan DN-III-E, que a diferencia de lo que muchos creen, se encuentra siempre activado y listo para actuar ante situaciones que no se pueden prevenir.

El Teniente del Arma Blindada, Crescencio Sánchez Santiago, del Octavo Regimiento Blindado de Reconocimiento en Irapuato, explicó que el primer antecedente de operaciones del Ejército Mexicano en funciones de auxilio a la población fue en 1926, precisamente durante varias inundaciones en el estado de Guanajuato.

“Declararon emergencia pues rebasaron capacidades de respuesta de las autoridades civiles y el personal militar acudió en apoyo a las partes afectadas”.

Sin embargo, fue hasta 1965 que surgió como tal el Plan DN-III-E en respuesta por un plan de auxilio a la población y fue incluido en el Plan de Defensa Nacional de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Aunque la población ve a las y los elementos que participan durante fases de auxilio y reconstrucción tras desastres naturales principalmente, lo cierto es que el Plan DN-III-E se encuentra activo los 365 días del año dijo el teniente Crescencio Sánchez Santiago, y es que este cuenta con tres fases, la primera de ellas es la preventiva.

Y es que, elementos del Ejército Mexicano se encuentran en comunicación constante con dependencias federales y civiles locales para atender cualquier situación, entre ellas se incluyen sismos, explosiones, incendios forestales, urbanos y otros.

“Lo relacionan con los huracanes o sismos, pero también actuamos en muchas otras situaciones, incluso las derivadas de las sequías como los incendios, siempre estamos preparados”.

En la fase preventiva se preparan o establecen las medidas necesarias para cada hecho, la fase de auxilio consiste en la activación de los centros de operaciones en los territorios afectados para iniciar con el despliegue de personal militar con herramientas para llevar ayuda a donde se necesite y la fase de recuperación es en la que se apoya con la distribución de despensas e insumos a la población, se trabaja en los despejes de las vías de comunicación y también se trabaja en la reconstrucción de las áreas afectadas.

El teniente explicó que en casos de desastres naturales, se sabe que surgen voluntarios, gente que desea llevar insumos a las localidades afectadas, sin embargo en situaciones como huracanes o sismos es peligroso dejar entrar más gente sin conocer situaciones adversas en el suelo o derrames de químicos tóxicos, por lo que son las autoridades quienes se encargan de hacer llegar la ayuda de los centros de acopio a quien la necesita.

Pero esta ayuda no solo ha sido brindada en el territorio nacional, sino que también se ha brindado apoyo internacional en 30 países bajo el concepto de ayuda humanitaria.

▶️ Suscríbete a nuestra edición digital

Añadió que otro de los puntos clave dentro de este plan es la actuación de los binomios caninos que ayudan a las labores de búsqueda y rescate.

Local

Caravana de servicios llegó al Centro Histórico de Irapuato

Autoridades inauguraron este evento en el que además de ofrecer servicios de Registro Civil, también tendrá espectáculos para todas y todos

Local

Presentes mujeres emprendedoras en la 'Caravana de Servicios Nuestro Legado'

Estas emprendedoras no solo impulsan la economía local, sino que también sirven de inspiración para futuras generaciones

Local

Guanajuato mantiene vigilancia por casos de dengue

La Secretaría de Salud de Guanajuato, informó que de 143 casos, tan solo el 41 por ciento ha sido confirmado por dengue. El municipio de Silao es el cuenta con más casos