/ sábado 20 de enero de 2024

Piden buscadoras independientes ser reconocidas por la ley

El objetivo es que se les puedan brindar protocolos de protección más efectivos y de mayor seguridad, señalan

IRAPUATO, GTO.- Buscadoras y brigadas de búsqueda independientes requieren ser reconocidas por la ley, señaló Karla Martínez, coordinadora de la Brigada de Búsqueda Independiente, activa en el estado de Guanajuato, esto para que se puedan mejorar los protocolos para su protección y así evitar que su integridad se pueda ver en riesgo.

La labor diaria de buscadoras las ha puesto en riesgo en múltiples ocasiones

Explicó que en el estado de Guanajuato son varios los colectivos o buscadoras independientes que existen, en su mayoría son mujeres que arriesgan su integridad, su patrimonio y su bienestar para poder localizar a las personas que han sido víctima de desaparición forzada.

Sin embargo, señaló que en el estado se han presentado múltiples casos de madres buscadoras que han sido víctima de amenazas, atentados o hasta asesinato y desaparición, el caso más reciente el de Lorenza Cano, buscadora salmantina, que fue desaparecida el pasado lunes, hasta el momento nada se sabe de su paradero, ella buscaba a su hermano, desaparecido desde 2018.

Esto lleva a que más activistas y mujeres buscadoras se cuestionen una vez más este tema, las buscadoras independientes deben ser reconocidas como tal ante la ley para que se puedan fortalecer los mecanismos para su protección y la de sus familias.

En el caso particular de Irapuato, existe la Brigada Independiente de Búsqueda, que desde hace alrededor de dos años a partir de su creación, ha localizado 200 personas sin vida, las cuales han extraído de fosas clandestinas en distintos lugares del estado, en cada labor, en cada recorrido que realizan han solicitado abiertamente que las dejen buscar, que no están en busca de culpables o problemas, pues solo quieren extraer los restos de las y los desaparecidos para iniciar su proceso de vuelta a casa.

Karla Martínez comentó que es de gran importancia que las brigadas independientes y buscadoras independientes sean reconocidas por la ley, pues sólo de esta manera podrán empezar a contar con mayor seguridad, lo cual señaló como la principal modificación que se debe realizar.

Explicó que en su caso, ella cuenta con un botón de pánico por parte del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, sin embargo este de poco o nada le sirve pues no brinda una respuesta inmediata

“Tenemos el apoyo del mecanismo de protección, pero este nomás nos da algunas medidas de seguridad, muy pobres, en mi caso un botón de pánico, que no funciona”, relató.

En sus labores independientes en campo cuentan con el acompañamiento de una unidad de la Policía Estatal, sin embargo, Karla Martínez comentó que deberían contar con máxima seguridad y les gustaría que por parte del mecanismo federal se les brinde también la seguridad de la Guardia Nacional.

Y es que recorrer predios y cerros es una labor riesgosa que las integrantes de la brigada asumen para cumplir su noble misión, la cual consideran deberían proteger al máximo, además de brindarles también garantía de protección en sus vidas diarias, pues el realizar esta labor les representa el gran costo de correr riesgo hasta en sus propias viviendas.

Suscríbete a nuestra edición digital

“Sería bueno que posiblemente en los domicilios de buscadoras activas pueda haber patrullas de base, ya que siempre estamos trabajando en campo, esto para salvaguardar a nosotros como a nuestra familia, nos ofrecen rondines, pero pueden pasar muchas cosas entre una vuelta y otra"

IRAPUATO, GTO.- Buscadoras y brigadas de búsqueda independientes requieren ser reconocidas por la ley, señaló Karla Martínez, coordinadora de la Brigada de Búsqueda Independiente, activa en el estado de Guanajuato, esto para que se puedan mejorar los protocolos para su protección y así evitar que su integridad se pueda ver en riesgo.

La labor diaria de buscadoras las ha puesto en riesgo en múltiples ocasiones

Explicó que en el estado de Guanajuato son varios los colectivos o buscadoras independientes que existen, en su mayoría son mujeres que arriesgan su integridad, su patrimonio y su bienestar para poder localizar a las personas que han sido víctima de desaparición forzada.

Sin embargo, señaló que en el estado se han presentado múltiples casos de madres buscadoras que han sido víctima de amenazas, atentados o hasta asesinato y desaparición, el caso más reciente el de Lorenza Cano, buscadora salmantina, que fue desaparecida el pasado lunes, hasta el momento nada se sabe de su paradero, ella buscaba a su hermano, desaparecido desde 2018.

Esto lleva a que más activistas y mujeres buscadoras se cuestionen una vez más este tema, las buscadoras independientes deben ser reconocidas como tal ante la ley para que se puedan fortalecer los mecanismos para su protección y la de sus familias.

En el caso particular de Irapuato, existe la Brigada Independiente de Búsqueda, que desde hace alrededor de dos años a partir de su creación, ha localizado 200 personas sin vida, las cuales han extraído de fosas clandestinas en distintos lugares del estado, en cada labor, en cada recorrido que realizan han solicitado abiertamente que las dejen buscar, que no están en busca de culpables o problemas, pues solo quieren extraer los restos de las y los desaparecidos para iniciar su proceso de vuelta a casa.

Karla Martínez comentó que es de gran importancia que las brigadas independientes y buscadoras independientes sean reconocidas por la ley, pues sólo de esta manera podrán empezar a contar con mayor seguridad, lo cual señaló como la principal modificación que se debe realizar.

Explicó que en su caso, ella cuenta con un botón de pánico por parte del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, sin embargo este de poco o nada le sirve pues no brinda una respuesta inmediata

“Tenemos el apoyo del mecanismo de protección, pero este nomás nos da algunas medidas de seguridad, muy pobres, en mi caso un botón de pánico, que no funciona”, relató.

En sus labores independientes en campo cuentan con el acompañamiento de una unidad de la Policía Estatal, sin embargo, Karla Martínez comentó que deberían contar con máxima seguridad y les gustaría que por parte del mecanismo federal se les brinde también la seguridad de la Guardia Nacional.

Y es que recorrer predios y cerros es una labor riesgosa que las integrantes de la brigada asumen para cumplir su noble misión, la cual consideran deberían proteger al máximo, además de brindarles también garantía de protección en sus vidas diarias, pues el realizar esta labor les representa el gran costo de correr riesgo hasta en sus propias viviendas.

Suscríbete a nuestra edición digital

“Sería bueno que posiblemente en los domicilios de buscadoras activas pueda haber patrullas de base, ya que siempre estamos trabajando en campo, esto para salvaguardar a nosotros como a nuestra familia, nos ofrecen rondines, pero pueden pasar muchas cosas entre una vuelta y otra"

Local

Encino del Copal vive con un día de servicio de agua a la semana

Las instalaciones de algunas comunidades solo les dan pocas horas de agua una vez cada siete u ocho días

Local

Cifras de delitos contra transportistas son inciertas: Fematrac

No existen datos para hacer una estadística correcta de los delitos en contra de operadores de transporte

Local

El Antiguo Hospital Civil de Irapuato. Esta es su historia

El inmueble actualmente es parte del CRIS, con entrada principal por Privada 20 de noviembre

Local

Irapuato trabaja para conseguir insignia oro de programa Planet Youth

El programa Planet Youth sirve para colaborar al sano desarrollo de niñas, niños y adolescentes, lejos de malas prácticas y adicciones

Local

Toma protesta mesa directiva de Asociación de Profesionales de la Psicología de Irapuato

Reconocieron a psicólogos y psicólogas por trayectoria y mérito docente

Local

Vandalizan árboles recién plantados en colonia Unidad Modelo del IMSS en Irapuato

Los árboles ya tenían bastante altura, además que ya habían comenzado a generar semillas cuando la vandalización comenzó