/ sábado 14 de noviembre de 2020

¡JOE BIDEN PRESIDENTE!

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos han llamado la atención a grandes potencias como China y Rusia y a pequeñas naciones como Corea del Norte y Cuba. También a nuestro querido México le interesan, por su vecindad de 3 mil kilómetros de frontera, por su intenso intercambio comercial y por el trato a los migrantes.

En efecto, en todos los medios de comunicación, tanto impresos como electrónicos, les dieron amplia cobertura siguiendo el proceso. Observé un fenómeno: los resultados no se dieron con la rapidez de pasadas elecciones. El conteo de votos, sobre todo los enviados por correo, hizo más larga la noche 3 de noviembre del 2020. Al amanecer el sol alumbró a los estadounidenses cobijados de incertidumbre.

Mientras, las palabras del Presidente Trump seguían cayendo como filosos cuchillos de hielo: “Yo aceptaré totalmente los resultados de esta gran e histórica elección presidencial… si gano”. En Trump cohabita dinero y poder. Esa mezcla siempre ha sido peligrosa, porque nubla el pensamiento y la razón.

Todos los presidentes han entregado el poder al ganador de las elecciones sin oponer resistencia. Sin embargo, ya Trump declaró no reconocer el triunfo de Joe Biden ¿Qué sucederá? El día 14, los miembros del Colegio Electoral de los 50 Estados. -más el distrito de Columbia.- deciden quién será el próximo presidente, considerando los votos obtenidos.

Según información de prensa Trump obtuvo 70 millones, que se traducen en 214 del Colegio Electoral y Biden más de 74 millones que hacen 279, es decir, superó los 270 que el Colegio Electoral estableció para llegar a ser presidente. El próximo 3 de enero iniciarán las sesiones del nuevo Congreso y el día 6 del mismo mes, la Cámara de Representantes y el Senado certificarán quién es el nuevo presidente. Para finalizar el proceso está la toma de posesión, misma que será el 20 de enero de 2021.

A la par de la elección del presidente de Estados Unidos está la de integrantes del Senado y de la Cámara de Representantes. En esta ocasión deseo referirme -independientemente de nuestra posición al respecto- a: miembros de la comunidad LGBTQ quienes lograron triunfos sin precedentes incluyendo a la demócrata McBride primera persona transgénero en ser elegida a un Senado Estatal y a los primeros hombres de raza negra abiertamente homosexuales en obtener escaños en el Congreso.

“Su presencia en la legislatura local puede silenciar a las voces más tóxicas contra la comunidad LGBTQ y abrir paso a leyes más incluyentes”. Los triunfos fueron no sólo en estados con mayoría demócrata sino también en estados con mayoría republicana. Si se confirma el triunfo del demócrata, estoy seguro que las relaciones con nuestro Presidente serán buenas. En Biden se confirmó el refrán mexicano: “A la tercera es la vencida” Tres veces fue candidato a la presidencia de la República y a tercera ganó.

Es un político de mucha experiencia: fue ocho años vicepresidente con Barack Obama y 36 años Senador por Delaware Se comprometió a luchar contra el calentamiento global, Su política migratoria será más humanista, le dirá adiós al infame muro y su compañera de fórmula Kamala Harris, será la primera mujer y la primera persona negra en ocupar la vicepresidencia de los Estados Unidos de Norteamérica. ¡Histórico!

Mail: ezequielsotomar@outlook.com

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos han llamado la atención a grandes potencias como China y Rusia y a pequeñas naciones como Corea del Norte y Cuba. También a nuestro querido México le interesan, por su vecindad de 3 mil kilómetros de frontera, por su intenso intercambio comercial y por el trato a los migrantes.

En efecto, en todos los medios de comunicación, tanto impresos como electrónicos, les dieron amplia cobertura siguiendo el proceso. Observé un fenómeno: los resultados no se dieron con la rapidez de pasadas elecciones. El conteo de votos, sobre todo los enviados por correo, hizo más larga la noche 3 de noviembre del 2020. Al amanecer el sol alumbró a los estadounidenses cobijados de incertidumbre.

Mientras, las palabras del Presidente Trump seguían cayendo como filosos cuchillos de hielo: “Yo aceptaré totalmente los resultados de esta gran e histórica elección presidencial… si gano”. En Trump cohabita dinero y poder. Esa mezcla siempre ha sido peligrosa, porque nubla el pensamiento y la razón.

Todos los presidentes han entregado el poder al ganador de las elecciones sin oponer resistencia. Sin embargo, ya Trump declaró no reconocer el triunfo de Joe Biden ¿Qué sucederá? El día 14, los miembros del Colegio Electoral de los 50 Estados. -más el distrito de Columbia.- deciden quién será el próximo presidente, considerando los votos obtenidos.

Según información de prensa Trump obtuvo 70 millones, que se traducen en 214 del Colegio Electoral y Biden más de 74 millones que hacen 279, es decir, superó los 270 que el Colegio Electoral estableció para llegar a ser presidente. El próximo 3 de enero iniciarán las sesiones del nuevo Congreso y el día 6 del mismo mes, la Cámara de Representantes y el Senado certificarán quién es el nuevo presidente. Para finalizar el proceso está la toma de posesión, misma que será el 20 de enero de 2021.

A la par de la elección del presidente de Estados Unidos está la de integrantes del Senado y de la Cámara de Representantes. En esta ocasión deseo referirme -independientemente de nuestra posición al respecto- a: miembros de la comunidad LGBTQ quienes lograron triunfos sin precedentes incluyendo a la demócrata McBride primera persona transgénero en ser elegida a un Senado Estatal y a los primeros hombres de raza negra abiertamente homosexuales en obtener escaños en el Congreso.

“Su presencia en la legislatura local puede silenciar a las voces más tóxicas contra la comunidad LGBTQ y abrir paso a leyes más incluyentes”. Los triunfos fueron no sólo en estados con mayoría demócrata sino también en estados con mayoría republicana. Si se confirma el triunfo del demócrata, estoy seguro que las relaciones con nuestro Presidente serán buenas. En Biden se confirmó el refrán mexicano: “A la tercera es la vencida” Tres veces fue candidato a la presidencia de la República y a tercera ganó.

Es un político de mucha experiencia: fue ocho años vicepresidente con Barack Obama y 36 años Senador por Delaware Se comprometió a luchar contra el calentamiento global, Su política migratoria será más humanista, le dirá adiós al infame muro y su compañera de fórmula Kamala Harris, será la primera mujer y la primera persona negra en ocupar la vicepresidencia de los Estados Unidos de Norteamérica. ¡Histórico!

Mail: ezequielsotomar@outlook.com

ÚLTIMASCOLUMNAS