/ sábado 20 de octubre de 2018

Un llamado a los padres 1ª parte

Muchos temas no es común escucharlos hoy en día muy a pesar de su importancia, y uno de estos temas es el referente al impacto que nuestra cultura esta teniendo en el desarrollo de los niños varones, que es triste decirlo, el impacto es más negativo que positivo.

Sin embargo, no todos están guardando silencio. Matt Walsh aborda con mucho tino este problema, en su artículo publicado con el título “Las cuatro cosas terribles que están destruyendo a los niños en nuestra cultura”, que para tu consulta te dejaré la liga en las referencias (que aunque esta en inglés, puedes usar un traductor de internet para traducirlo al español).

Aunque los niños varones no son los únicos que están siendo embestidos de manera negativa por nuestra cultura, sí es necesario prestar atención a este problema específico. Estas son las dos primeras cosas que menciona Walsh:

1.- La primer cosa terrible que señala este autor, es que nuestra cultura se aprovecha implacablemente de las debilidades de un niño, se refiere aquí, a la pornografía dura y explícita a la que son expuestos los niños, que en promedio, son expuestos a ella alrededor de los 11 años, pero las estadísticas revelan que cada vez es a una edad más temprana. Esta pornografía esta por todos lados: en la publicidad, en las redes sociales, en la televisión, en las películas, en la literatura, en el internet.

Aún en su día a día, los niños son expuestos a vestimenta sensual por parte de muchas de las mujeres que rodean sus vidas, pero eso sí, se les dice que tienen que respetar a las mujeres, y hago la aclaración, no estoy diciendo que este mal que a los niños se les inculque el respeto a las mujeres, lo que estoy diciendo es lo difícil que se les pone en nuestra cultura a los niños, que por un lado se les pide una cosa pero por otro lado se les enseña otra, y aún si por ahí hay algún varón que haga un esfuerzo sobrehumano para resistir todo este bombardeo de sexo por todos lados, viene la burla y la carilla sobre él.

2.- La segunda cosa terrible que menciona Walsh, Es que hay una carencia catastrófica de modelos masculinos. Y yo añado, de verdaderos modelos masculinos. Si vamos a aprender a ser algo, alguien nos tiene que enseñar, y en una cultura como la nuestra, donde el matriarcado ha venido a ser el modelo familiar predominante, esta realidad resulta muy cruel para los niños varones.

Si a esto le sumamos que cada vez las cifras son mas altas de los hogares que están formados solo por la madre, y en aquellos donde hay un padre, muchas veces el padre solo hace acto de presencia o solo da el cheque a la casa, pero poco o nada participa en el desarrollo espiritual, emocional, intelectual y físico del niño en todas sus etapas de la vida.

Por tal motivo, los niños varones llegan a tomar ejemplos de masculinidad al prender la tele, al navegar en el internet, en lo que leen, desarrollando una idea torcida y deformada de lo que es la verdadera virilidad.

¿Estas de acuerdo con Walsh?, considero que la evidencia de la realidad le da la razón, y esto, por supuesto no es nada bueno ni para el niño, ni para su futura familia, ni para el futuro de nuestra sociedad.

Concluiremos en la segunda parte, donde abordaremos las últimas dos cosas terribles que menciona este autor, así como algunos puntos para hacer algo al respecto, gracias por tu interés y tu tiempo.

Favor de enviar todo comentario a los siguientes sitios sociales, blog: metamorfosiscultural.wordpress.com; facebook, twitter, YouTube: Metamorfosis Cultural ó si deseas comentar más ampliamente puedes hacerlo al correo: metamorfosiscultural2016@gmail.com Gracias.

____________________________________________________

Artículo escrito por: Alejandra Pimentel Sánchez. Licenciada en Ciencias de la Familia.

Referencias:

https://www.dailywire.com/news/29311/walsh-boys-matt-walsh





Muchos temas no es común escucharlos hoy en día muy a pesar de su importancia, y uno de estos temas es el referente al impacto que nuestra cultura esta teniendo en el desarrollo de los niños varones, que es triste decirlo, el impacto es más negativo que positivo.

Sin embargo, no todos están guardando silencio. Matt Walsh aborda con mucho tino este problema, en su artículo publicado con el título “Las cuatro cosas terribles que están destruyendo a los niños en nuestra cultura”, que para tu consulta te dejaré la liga en las referencias (que aunque esta en inglés, puedes usar un traductor de internet para traducirlo al español).

Aunque los niños varones no son los únicos que están siendo embestidos de manera negativa por nuestra cultura, sí es necesario prestar atención a este problema específico. Estas son las dos primeras cosas que menciona Walsh:

1.- La primer cosa terrible que señala este autor, es que nuestra cultura se aprovecha implacablemente de las debilidades de un niño, se refiere aquí, a la pornografía dura y explícita a la que son expuestos los niños, que en promedio, son expuestos a ella alrededor de los 11 años, pero las estadísticas revelan que cada vez es a una edad más temprana. Esta pornografía esta por todos lados: en la publicidad, en las redes sociales, en la televisión, en las películas, en la literatura, en el internet.

Aún en su día a día, los niños son expuestos a vestimenta sensual por parte de muchas de las mujeres que rodean sus vidas, pero eso sí, se les dice que tienen que respetar a las mujeres, y hago la aclaración, no estoy diciendo que este mal que a los niños se les inculque el respeto a las mujeres, lo que estoy diciendo es lo difícil que se les pone en nuestra cultura a los niños, que por un lado se les pide una cosa pero por otro lado se les enseña otra, y aún si por ahí hay algún varón que haga un esfuerzo sobrehumano para resistir todo este bombardeo de sexo por todos lados, viene la burla y la carilla sobre él.

2.- La segunda cosa terrible que menciona Walsh, Es que hay una carencia catastrófica de modelos masculinos. Y yo añado, de verdaderos modelos masculinos. Si vamos a aprender a ser algo, alguien nos tiene que enseñar, y en una cultura como la nuestra, donde el matriarcado ha venido a ser el modelo familiar predominante, esta realidad resulta muy cruel para los niños varones.

Si a esto le sumamos que cada vez las cifras son mas altas de los hogares que están formados solo por la madre, y en aquellos donde hay un padre, muchas veces el padre solo hace acto de presencia o solo da el cheque a la casa, pero poco o nada participa en el desarrollo espiritual, emocional, intelectual y físico del niño en todas sus etapas de la vida.

Por tal motivo, los niños varones llegan a tomar ejemplos de masculinidad al prender la tele, al navegar en el internet, en lo que leen, desarrollando una idea torcida y deformada de lo que es la verdadera virilidad.

¿Estas de acuerdo con Walsh?, considero que la evidencia de la realidad le da la razón, y esto, por supuesto no es nada bueno ni para el niño, ni para su futura familia, ni para el futuro de nuestra sociedad.

Concluiremos en la segunda parte, donde abordaremos las últimas dos cosas terribles que menciona este autor, así como algunos puntos para hacer algo al respecto, gracias por tu interés y tu tiempo.

Favor de enviar todo comentario a los siguientes sitios sociales, blog: metamorfosiscultural.wordpress.com; facebook, twitter, YouTube: Metamorfosis Cultural ó si deseas comentar más ampliamente puedes hacerlo al correo: metamorfosiscultural2016@gmail.com Gracias.

____________________________________________________

Artículo escrito por: Alejandra Pimentel Sánchez. Licenciada en Ciencias de la Familia.

Referencias:

https://www.dailywire.com/news/29311/walsh-boys-matt-walsh





sábado 15 de diciembre de 2018

Listos para escuchar y lentos para hablar

lunes 10 de diciembre de 2018

¡Papás, no suelten su responsabilidad!

domingo 02 de diciembre de 2018

¿Qué importa?

domingo 25 de noviembre de 2018

¡Por favor, padres de familia!

sábado 20 de octubre de 2018

Un llamado a los padres 1ª parte

domingo 14 de octubre de 2018

Personalidad o Carácter

sábado 06 de octubre de 2018

El negocio de la muerte 8ª parte

domingo 30 de septiembre de 2018

El negocio de la muerte 7ª parte

domingo 23 de septiembre de 2018

El negocio de la muerte 6ª parte

Cargar Más