/ miércoles 18 de marzo de 2020

V I C I S I T U D E S

¡SÉ LÍDER, PARA CELIDER!


¡Sé líder, para CELIDER!, es una condición para llegar al logro de metas con profesionalismo, visión global, confianza y apoyo solidario, porque está plenamente definido, que nadie logra por si solo, lo que puede lograr con un grupo comprometido. Para el Consorcio Educativo de Líderes en Negocios, CELIDER, el “Formar profesionistas mediante programas de estudios que desarrollen la capacidad de innovar, emprender y gestionar empresas competitivas y sustentables, atendiendo a los sectores productivos y de servicios en el ámbito local, nacional e internacional con ética, honestidad y responsabilidad”, es una de sus grandes y prioritarias metas.

Por eso debemos comprender que todas las personas podemos tener en nuestra mente llegar a SER LÍDERES de algún grupo social, siempre que nos enfoquemos a trabajar con personas como nosotros, que tienen virtudes, pero que también tienen sus defectos, que tienen sus errores pero que se fortalecen de ellos. Este fenómeno lo vemos desde casa, con nuestros hermanos o con nuestros propios padres, cuando emprenden algo que beneficiará a la familia entera. Lo vemos en el trabajo, cuando queremos participar en proyectos de forma activa, no queriendo ser influenciados por terceros, sino que se nos escuche, y que nuestras propuestas puedan ser llevadas a cabo.

Estoy en el entendido que todos llevamos un líder dentro, que queremos expandir en la mayor parte de los ambientes donde nos movemos, pero que muchas veces no sabemos cómo conocerlo, sacarlo y explotarlo con fines benéficos y productivos, y es aquí donde CELIDER nos abre la posibilidad de prepararnos, capacitarnos y proyectarnos a niveles inexplorados Para llegar a ser líderes debemos tener la capacidad de conducir proyectos, planes y programas, trabajos, pero pensando en que solos jamás lo lograremos, sino que debemos tener en cuenta que necesitamos la ayuda de otras personas, que se identifiquen con nuestros mismos propósitos y objetivos. INNOVAR Y EMPRENDER deben ser palabras en acción, que no se queden en letra muerta, sino que puedan generan cambios institucionales y personales, y eso sólo lo buscan quienes tienen la capacidad de liderar a grupos de personas que tienen un mismo sueño, que creen que se puede mejorar día con día para concentrar mejor nuestros esfuerzos.

Podemos contar con ciertas capacidades y habilidades para ser líderes, pero también requerimos aprender a serlo, porque puede haber líderes innatos, que son los pocos, que requieren aprender ciertas líneas de acción, pero podrán existir otros lideres que se hacen en el camino, con el aprendizaje del diario vivir; un líder se tiene que ir haciendo y fortaleciendo en su caminar diario.

Todo grupo social, productivo y EMPRENDEDOR necesita un líder que le inspire confianza, que los motive. Es ahí donde entra en juego, CELIDER, institución forjadora de líderes; ella te abre las puertas, formándote como líder con estilo propio. Bendiciones. Armando Hernández Origel.

¡SÉ LÍDER, PARA CELIDER!


¡Sé líder, para CELIDER!, es una condición para llegar al logro de metas con profesionalismo, visión global, confianza y apoyo solidario, porque está plenamente definido, que nadie logra por si solo, lo que puede lograr con un grupo comprometido. Para el Consorcio Educativo de Líderes en Negocios, CELIDER, el “Formar profesionistas mediante programas de estudios que desarrollen la capacidad de innovar, emprender y gestionar empresas competitivas y sustentables, atendiendo a los sectores productivos y de servicios en el ámbito local, nacional e internacional con ética, honestidad y responsabilidad”, es una de sus grandes y prioritarias metas.

Por eso debemos comprender que todas las personas podemos tener en nuestra mente llegar a SER LÍDERES de algún grupo social, siempre que nos enfoquemos a trabajar con personas como nosotros, que tienen virtudes, pero que también tienen sus defectos, que tienen sus errores pero que se fortalecen de ellos. Este fenómeno lo vemos desde casa, con nuestros hermanos o con nuestros propios padres, cuando emprenden algo que beneficiará a la familia entera. Lo vemos en el trabajo, cuando queremos participar en proyectos de forma activa, no queriendo ser influenciados por terceros, sino que se nos escuche, y que nuestras propuestas puedan ser llevadas a cabo.

Estoy en el entendido que todos llevamos un líder dentro, que queremos expandir en la mayor parte de los ambientes donde nos movemos, pero que muchas veces no sabemos cómo conocerlo, sacarlo y explotarlo con fines benéficos y productivos, y es aquí donde CELIDER nos abre la posibilidad de prepararnos, capacitarnos y proyectarnos a niveles inexplorados Para llegar a ser líderes debemos tener la capacidad de conducir proyectos, planes y programas, trabajos, pero pensando en que solos jamás lo lograremos, sino que debemos tener en cuenta que necesitamos la ayuda de otras personas, que se identifiquen con nuestros mismos propósitos y objetivos. INNOVAR Y EMPRENDER deben ser palabras en acción, que no se queden en letra muerta, sino que puedan generan cambios institucionales y personales, y eso sólo lo buscan quienes tienen la capacidad de liderar a grupos de personas que tienen un mismo sueño, que creen que se puede mejorar día con día para concentrar mejor nuestros esfuerzos.

Podemos contar con ciertas capacidades y habilidades para ser líderes, pero también requerimos aprender a serlo, porque puede haber líderes innatos, que son los pocos, que requieren aprender ciertas líneas de acción, pero podrán existir otros lideres que se hacen en el camino, con el aprendizaje del diario vivir; un líder se tiene que ir haciendo y fortaleciendo en su caminar diario.

Todo grupo social, productivo y EMPRENDEDOR necesita un líder que le inspire confianza, que los motive. Es ahí donde entra en juego, CELIDER, institución forjadora de líderes; ella te abre las puertas, formándote como líder con estilo propio. Bendiciones. Armando Hernández Origel.

ÚLTIMASCOLUMNAS